La crisis del coronavirus

La Comunidad de Madrid divulgó datos inexactos en atención primaria, rastreo y PCR

El Gobierno regional contrató a 1.291 sanitarios a los que no les renovó

Isabel Díaz Ayuso, el pasado 25 de septiembre.
Isabel Díaz Ayuso, el pasado 25 de septiembre.NurPhoto / NurPhoto via Getty Images

El lunes por la tarde, antes de que el consejero de Sanidad Enrique Ruiz Escudero se reuniese con el ministro de Sanidad Salvador Illa, Isabel Díaz Ayuso colgó un tuit: “Se desploman los ingresos hospitalarios por covid en la última semana (-66%) y bajan también en las UCI (-11%). Invertimos la tendencia también durante el fin de semana: menos ingresos que hace siete días. Nuestra estrategia sanitaria funciona”. Pero no son los ingresos sino el crecimiento de esos ingresos lo que se ralentiza, y no lo hace en un 66% sino en un 55,3%, como después reconoció la Consejería de Sanidad a este periódico y como después también rectificó el consejero Enrique Ruiz Escudero.

La semana del 14 al 20 de septiembre necesitaron hospitalización 2.624 pacientes frente a 2.594 (30 pacientes menos) la semana pasada. Igual en las UCI: 64 ingresos en esos primeros siete días y 57 la pasada semana (7 menos). Ese dato positivo obvia las cifras absolutas de ingresos: este martes había 3.775 contagiados en plantas de agudos y 484 en UCI, según datos del Ministerio con cifras que le envía la región; 3.222 en agudos y 478 en críticos, según datos de la Comunidad (una variación existente desde el comienzo de la pandemia que nunca ha sido aclarada por ninguna de ambas administraciones). También deja fuera los fallecimientos, que suben: de 232 la semana del 14 de septiembre a 304 la semana pasada.

Como este, ha habido varios datos a lo largo de la pandemia que no eran correctos. Aquí, un repaso a algunos de ellos.

La desescalada

Lo que dijo la Comunidad

Isabel Díaz Ayuso, Twitter, 9 de mayo: “No hay derecho”.

Isabel Díaz Ayuso, Twitter, 14 de mayo: “El Ministerio de Sanidad no parece estar dispuesto a que Madrid pase a la fase 1, pero no da razones técnicas.... Madrid cumple todos los criterios...”.

Isabel Díaz Ayuso, Twitter, 15 de mayo: “El Gobierno no deja a Madrid pasar de fase y seguirá paralizada. No hay explicación técnica. No somos la región que más tanto por ciento de contagio tiene. Estamos preparados. Se arruinan nuestros comercios y cada semana perdemos en torno a 18.000 empleos. Madrid ha cumplido”.

Durante varias semanas, las que Madrid permaneció en fase 0 (le costó tres intentos avanzar a fase 1, no lo hizo hasta el 25 de mayo), la comunidad repitió varias veces ese mensaje, que no había “criterios técnicos”.

Los datos

Los dos informes del Ministerio de Sanidad para mantener a Madrid en fase 0, públicos en la web del Ministerio una vez se desescaló, hacen referencia a las razones por las que la autonomía no avanzaba de fase, entre ellos los fallos en el sistema de detección precoz y seguimiento de contactos, la falta de recursos humanos, las características de Madrid (con la mayor densidad de población de España y una alta conectividad, argumento que ahora también usa el propio Ejecutivo de Díaz Ayuso), o la capacidad de realizar PCR, que permaneció durante semanas por debajo de lo que el ministerio recomendaba.

Informe del ministerio del 8 de mayo, respecto al documento enviado por la Consejería de Sanidad para intentar pasar por primera vez a fase 1: “Conviene destacar que faltan detalles esenciales del circuito de identificación y confirmación de casos en atención primaria en lo referente al procedimiento de acceso de los pacientes y a los mecanismos de refuerzo para evitar el colapso del mismo, a la dotación de profesionales suficientes y a los procedimientos que aseguren la disponibilidad de materiales para toma de muestras y equipos de protección individual”.

Informe del Ministerio del 15 de mayo, sobre el informe enviado por la Comunidad para intentar pasar por segunda vez a fase 1: “Se hace mención a un plan de recursos humanos en el que no se explican con detalle los mecanismos para garantizar la dotación de profesionales suficientes en toda la estrategia a desplegar y sobre los procedimientos para asegurar la disponibilidad de materiales para toma de muestras y equipos de protección individual”.

Tampoco, explicaba el ministerio, “[la comunidad] aporta suficiente información sobre el sistema de trazabilidad de contactos (diseño y dotación de recursos), como para garantizar su capacidad para asumir el volumen de contactos que se van a generar tras la entrada en vigor de los nuevos protocolos”. Y hacía referencia a las intervenciones en las residencias: “Sus mecanismos de activación y coordinación no quedan claramente recogidos. Según la información aportada, un 20% de residencias (siendo uno de los principales focos de transmisión y mortalidad) aún no están cubiertas por los sistemas de coordinación asistencial sanitaria desarrollados durante la epidemia”.

Rastreadores

Lo que prometió la Comunidad

Para avanzar en la desescalada, Madrid tenía que reforzar sus servicios de atención primaria y salud pública. El 22 de mayo, el informe de Sanidad que autorizaba el paso de Madrid a fase 1 tres días después, recogía: “La Consejería de Sanidad aporta detalles sobre el incremento previsto en la dotación de recursos humanos a todos los niveles, con más de 10.100 efectivos, incluyendo 169 para salud pública”. Y “se menciona el despliegue de un protocolo de seguimiento de contactos, la reorganización de los recursos de Salud Pública, la formación de equipos multiprofesionales y la incorporación de voluntarios y efectivos adicionales para realizar estas tareas, pasando de 36 a 169 las personas involucradas en este tipo de actividades”.

El 5 de junio, el informe de Sanidad que autorizaba el paso de Madrid a fase 2 el siguiente lunes, explicitaba que “en materia de recursos humanos, se reforzarán las capacidades con más de 100 [profesionales] de Salud Pública”.

Durante junio y hasta finales de julio, las respuestas sobre la contratación de profesionales por parte de la comunidad fueron siempre las mismas: “Las contrataciones irán en función de las necesidades”. El 24 de julio, en la primera rueda de prensa de la Consejería de Sanidad desde el comienzo de la pandemia, Enrique Ruiz Escudero, su responsable, dijo: “Quiero transmitir tranquilidad y seguridad. La situación está controlada”. Alegó que no hacían falta más rastreadores en ese momento y explicó que su contratación iría llegando: “Según se comporte el virus”.

Ya en septiembre, en las distintas ruedas de prensa de la comunidad se aludió siempre a “más de 800 rastreadores”. Este lunes, el Ministerio de Defensa informó de los 154 rastreadores “ya operativos” cedidos a la comunidad y el consejero de Sanidad repitió esa idea: “Se quiere llegar a los 1.500 rastreadores en octubre, frente a los casi 1.000 con los que cuenta actualmente”.

Los datos

Madrid saltó a la nueva normalidad sin pasar por fase 3 el 21 de junio. Para entonces, se suponía que ya había acometido ese refuerzo en salud pública, el compromiso por el cual se había permitido a la región avanzar en la desescalada. El 24 de julio, en esa primera rueda de prensa, Ruiz Escudero reconoció que Madrid tenía en ese momento 142 rastreadores, uno por cada 47.080 personas, y 40 personas en el Centro de Atención Personalizada, los encargados de hacer el seguimiento telefónico de los contactos estrechos pero que no se ocupan de labores de rastreo. Es decir, Madrid salió de la desescalada sin cumplir el compromiso adquirido en su primer intento de paso a fase 1, en mayo. Mientras, la media española es de un rastreador por cada 12.000 habitantes, y lo óptimo, según estándares internacionales, es de uno por cada 5.500.

El 25 de julio, empezó una búsqueda urgente para intentar contener los brotes, que se fueron multiplicando durante el verano: entre otros, profesionales sanitarios, estudiantes (sin cobrar), trabajadores municipales (a los que paga cada Ayuntamiento) y desempleados a los que no detallaba ni condiciones ni sueldo en la primera fase del proceso de selección.

El 7 de agosto la comunidad solo había contratado 31 nuevos profesionales para este cometido, según consta en una petición de información hecha por el portal de transparencia el 10 de julio a la que accedió EL PAÍS. El 10 de agosto se hizo público que la comunidad llegó a un acuerdo con la sanidad privada: contrataron con Quirón 22 especialistas por 194.000 euros.

Los últimos datos sobre rastreadores de la Consejería, de este lunes, son: 418 rastreadores, 154 militares que harán también labores de rastreo y 470 personas en el Centro de Atención Personalizada

Este lunes, a punto de finalizar el mes, la comunidad aludió de nuevo a un millar de rastreadores. Según los datos desglosados aportados por la consejería, la cifra real es de 572: 418 personas en salud pública, según ha explicitado un portavoz del área a este diario, más los 154 militares cedidos por el Gobierno central. El resto, hasta los 1.000 a los que hacen referencia, son las 470 personas que trabajan en el Centro de Atención Personalizada.

Atención primaria

Lo que prometió la Comunidad

El 22 de mayo, el informe de Sanidad que autorizaba el paso de Madrid a fase 1 el día 25 explicaba: “La Consejería de Sanidad aporta detalles sobre el incremento previsto en la dotación de recursos humanos a todos los niveles, con más de 10.100 efectivos, incluyendo 600 para atención primaria”.

El 5 de junio, el informe de Sanidad que autorizaba el paso de Madrid a fase dos el día 8 recogía: “En materia de recursos humanos, se reforzarán las capacidades con 826 profesionales de atención primaria”.

Los datos

El portal estadístico de personal de Servicio Madrileño de Salud —al que remite la Consejería de Sanidad cuando se le solicitaron estas cifras— detalla que desde febrero hasta agosto (los últimos datos actualizados), la plantilla de médicos de familia en atención primaria ha crecido en 59 profesionales; la de pediatría ha decrecido en 22 especialistas; y la de enfermería, para la que la comunidad no desglosa entre primaria, hospitalaria y Summa desde mayo [en aquel momento había 3.608 de estas profesionales en AP, según el documento del Ejecutivo], es la única que ha aumentado, pasando a tener 3.239 enfermeras más, pero no se sabe cuántas de ellas fueron a centros de salud.

Número de PCR

Lo que dijo la Comunidad

Desde hace al menos tres meses, desde el Ejecutivo se ha hablado de la capacidad de la comunidad de hacer pruebas PCR con tres cifras distintas: alrededor de 120.000, alrededor de 130.000 y alrededor de 150.000. Y se ha aludido a Madrid como la Comunidad que más pruebas realiza también en varias ocasiones. En la rueda de prensa de Ruiz Escudero el 24 de julio, por ejemplo —“[la comunidad] es la que más realiza por población”—, cifró las pruebas diarias realizadas “por encima de las 20.000”. El pasado 4 de septiembre, también en rueda de prensa, afirmó: “Realizamos aproximadamente 150.000 PCR a la semana”. Antonio Zapatero, el 11 de septiembre, aseguró en una entrevista a Nius Diario que se hacían en ese momento “entre 20.000 y 25.000 PCR diarias”.

Los datos

Cuando Ruiz Escudero habló de las PCR el 24 de julio, Madrid era la que más había realizado hasta ese momento, 801.706 hasta el 16 de julio, pero no era la que más hacía por población: tenía una tasa de 119,92 por cada 1.000 habitantes. La superaban cinco autonomías: Asturias (141,58), Cantabria (123,31), Navarra (139,60), País Vasco (149,28) y La Rioja (137,96).

A principios de septiembre, cuando aseguró que se hacían alrededor de 150.000 semanales, las cifras del ministerio daban 110.013 en la semana del 25 al 31 de agosto; tampoco una semana después se alcanzaba ese número, del 29 de agosto al 4 de septiembre Madrid había hecho 117.779.

El día 11 de septiembre, seguían sin llegar a esa cifra a la que aludió entonces Zapatero, en aquel momento se realizaban 120.866 pruebas semanales. No fue hasta la semana del 15 al 21 de septiembre cuando la región superó ese dato: 151.077. El pasado 25 de septiembre, en comparecencia ante los medios, Zapatero admitió que en agosto el número de PCR que se realizaban era “sobre 43.000”.

Contratos incumplidos

Lo que prometió la Comunidad

El 4 de mayo, Díaz Ayuso en una entrevista en Onda Cero afirmó que no iba “a perder a un solo profesional necesario": "A su vez, quiero seguir reforzando las residencias, la atención primaria…, no tenemos pensado deshacernos, ni dejar de contratar a ninguna persona. Todo lo contrario. Lo que pasa es que no me gusta que me presionen. Cuento con todos los sanitarios que hemos tenido, pero necesito llevarme por la necesidad”.

Los datos

Cuando el virus empezó a extenderse, el Ejecutivo de Díaz Ayuso comenzó a buscar refuerzos para completar unas plantillas debilitadas por años de recortes. Se les prometió un contrato de tres meses. Se pusieron a trabajar sin haberlo formalizado y cuando llegó el momento de hacerlo, un mes y medio después de haber comenzado, entre finales de abril y principios de mayo, se encontraron con que el contrato no acababa el 21 de junio, como les habían prometido, sino que los cesaban al día siguiente.

Personal sanitario no renovado

en Madrid

Un total de 1.345 trabajadores contratado

eventualmente entre el 15 de febrero y el 28

de abril de 2020 no han sido renovados.

Por especialidades

TCAE

Enfermero

Médico de urgencia de hospital

Especialista de Medicina Interna

Tec. Emergencias Sanitarias

TSE Laboratorio

Especialista de Geriatría

Anatomía Patológica

Especialista de Neumología

Especialista de Pediatría

Especialista Rehabilitación

Especialista de Hematología

Especialista de Cardiología

Especialista de Oncología

Especialista de Traumatología

771

426

38

21

21

9

5

5

3

1

1

1

1

1

1

0

800

Fuente: Comunidad de Madrid.

EL PAÍS

Personal sanitario no renovado en Madrid

Un total de 1.305 trabajadores contratado

eventualmente entre el 15 de febrero y el 28 de abril

de 2020 no han sido renovados.

Por especialidades

TCAE

Enfermero

Médico de urgencia de hospital

Especialista de Medicina Interna

Tec. Emergencias Sanitarias

TSE Laboratorio

Especialista de Geriatría

Anatomía Patológica

Especialista de Neumología

Especialista de Pediatría

Especialista Rehabilitación

Especialista de Hematología

Especialista de Cardiología

Especialista de Oncología

Especialista de Traumatología

771

426

38

21

21

9

5

5

3

1

1

1

1

1

1

0

200

400

600

800

Fuente: Comunidad de Madrid.

EL PAÍS

Personal sanitario no renovado en Madrid

Un total de 1.305 trabajadores contratados eventualmente entre el 15 de febrero y el 28 de abril

de 2020 no han sido renovados.

Por especialidades

Téc. en Cuidados Aux. de Enfermería

Enfermero

Médico de urgencia de hospital

Especialista de Medicina Interna

Tec. Emergencias Sanitarias

TSE Laboratorio

Especialista de Geriatría

Anatomía Patológica

Especialista de Neumología

Especialista de Pediatría

Especialista Rehabilitación

Especialista de Hematología

Especialista de Cardiología

Especialista de Oncología

Especialista de Traumatología

771

426

38

21

21

9

5

5

3

1

1

1

1

1

1

0

100

200

300

400

500

600

700

800

Fuente: Comunidad de Madrid.

EL PAÍS

El 1 de mayo, según datos de la comunidad, tras agotar la bolsa de profesionales, llamar a estudiantes y jubilados y reclutar de otras autonomías, se habían hecho 8.620 contratos de refuerzo. Ese mismo día, muchos de ellos dejaron de tener relación laboral con la comunidad. Según una petición de información hecha por el portal de transparencia el 10 de julio, entre el 15 de febrero y el 28 de abril la comunidad contrató a 1.291 eventuales con titulación sanitaria a los que luego no renovó.

La situación actual

Lo que dice la Comunidad

Este lunes, tras la reunión con el Ministerio de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero aseguró que “esta pandemia se mide por la respuesta asistencial que se le pueda dar”.

Los datos

Este martes, Madrid notificó 476 casos diagnosticados el día previo y sumó a su serie histórica 2.917 nuevos: tiene una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 784,71, la más alta de todo el territorio nacional. En sus hospitales hay ingresados 3.775 pacientes de covid, 484 de ellos en las UCI, cuya capacidad original —sin contar otras unidades convertidas para tratar a estos enfermos graves como quirófanos o espacios de recuperación tras la anestesia— es de 500 camas. Solo el día anterior murieron en esos centros 46 personas.

Respecto a los casos, no hay comparación en la estadística ya que en ningún otro momento de esta crisis la comunidad ha tenido la capacidad actual para hacer PCR y detectar nuevos contagios. Para los datos asistenciales tanto en agudos como en UCI —con las diferencias que ha conllevado esta segunda parte de la pandemia en cuanto a perfil del paciente y su gravedad— hay que volver a mayo, aún con la población confinada. Ahora, fijar el foco del problema y su solución en la capacidad asistencial de los hospitales es también volver a la pasada primavera, cuando todos los esfuerzos del sistema sanitario se pusieron en vaciar esas plantas de enfermos de covid, poder recuperar la actividad habitual del resto de patologías, comenzar a detectar precozmente desde atención primaria y hacer seguimiento y control de nuevos casos desde salud pública con un objetivo: frenar esta segunda ola, que estas cifras de enfermos en agudos y críticos no hubiesen vuelto a darse.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50