LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Madrid intenta reclutar el mayor número de rastreadores posibles para el fin de semana

En 24 horas, la Consejería de Sanidad ha pasado de asegurar que no era necesario un refuerzo en Salud Pública a enviar un correo electrónico para pedir colaboración urgente "ante la evolución de la situación epidemiológica"

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en la primera rueda de prensa desde que comenzó la pandemia, este 23 de julio.
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en la primera rueda de prensa desde que comenzó la pandemia, este 23 de julio.Eduardo Parra / Europa Press

En 24 horas, la Consejería de Sanidad ha pasado de asegurar que no eran necesarios más refuerzos en Salud Pública a decidir que sí lo son. Y de forma urgente. Este viernes, desde Salud Pública se ha enviado un correo electrónico al menos, al personal que ahora mismo tienen en plantilla, 142 profesionales: “Ante la evolución de la situación epidemiológica de la covid en los últimos días, es necesario disponer este fin de semana del mayor número de profesionales para la contención de la transmisión. Os tengo que pedir vuestra colaboración para que este fin de semana podamos encuestar y aislar al mayor número posible de casos y de contactos estrechos”.

La Consejería de Sanidad no ha respondido a las cuestiones enviadas por este diario y se desconoce a cuántos especialistas más ha llegado ese email, en el que se lee: “Hacemos extensiva esta petición a todo el que tenga experiencia con la realización de encuestas y pueda colaborar acudiendo presencialmente”.

Este jueves, Enrique Ruiz Escudero, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, aseguró durante la primera rueda de prensa que daba desde que comenzó la crisis de la covid que los especialistas que en este momento trabajan en esa área eran suficientes. Que no era necesario el refuerzo por el momento. Madrid, con 6,6 millones de personas, cuenta con un rastreador por cada 47.080 habitantes, cuando lo óptimo, según los expertos, es de uno por cada 5.500.

Ruiz Escudero restó importancia a esa cifra y centró el foco en la capacidad de diagnóstico: “Para rastrear primero hay que diagnosticar, que la red de atención primaria pueda hacer las PCR que sean necesarias”. Pero esa posición respecto a la situación de Madrid ha durado apenas un día. Los contagios, que llevan varios días en ascenso, alcanzan los 1.087 nuevos diagnósticos en las últimas dos semanas.

Lo más preocupante, según admitió el consejero, eran las franjas de edad en las que estaban creciendo, las de los menores de 40 años. Se han duplicado en la última semana. “De 115, del 6 al 12 de julio, a 206, del 13 al 19 de julio, un 80% más”, detalló Ruiz Escudero. En la franja de los 20 a los 29 han pasado de 42 a 84, y de los 10 a los 19 años, han subido de 13 a 33.

Y también los dos últimos brotes notificados en Madrid, de este viernes, han surgido en ese nicho de población joven. Ocurrieron en un bar de copas y en otro establecimiento de ocio, con 15 personas con PCR positiva y 51 contactos en seguimiento. Según informa la Consejería de Sanidad, “ninguna de las personas afectadas ha requerido ingreso hospitalario”. Con estos dos nuevos, son nueve los que registra la región, con 68 contagiados —cuatro de ellos han requerido hospitalización— y 305 contactos.

Esa situación ha llevado este viernes a “alertar”, según fuentes del Sermas, a los especialistas de Salud Pública de la necesidad de coger ritmo durante el fin de semana para rastrear, contactar y aislar los nuevos positivos y los sospechosos a través de ese correo electrónico, en el que también se habla de “compensación económica”: “Se está negociando la compensación económica en función del número de encuestas y del estudio de contactos realizados”. Y se agradece el trabajo: “Muchas gracias por vuestro esfuerzo, que es esencial para el control de esta situación”.

Una necesidad que no es nueva. Lleva meses sobre la mesa. Ya en abril el Ministerio de Sanidad avisó de que, una vez la curva fuera en descenso y los datos asistenciales en camas de hospitalización y UCI bajaran, todo el esfuerzo habría de ponerse en dos lugares: atención primaria y salud pública. Sin capacidad de diagnóstico no puede haber rastreo, pero sin profesionales que puedan seguirle la pista al virus, de nada vale tener una alta capacidad de hacer pruebas PCR.

Madrid retrasó su avance en el paso de fase precisamente por la situación de ambas áreas, sobre todo la primaria, sometida a años de recortes presupuestarios y mermas en la plantilla. Con la llegada de la pandemia, la Comunidad reforzó el sistema sanitario con más de 10.100 profesionales de todos los ámbitos, pero desde el primer momento, sobre todo los médicos de familia y los profesionales de Salud Pública avisaron de que a sus especialidades, el apoyo que había llegado no era suficiente. Aun así, y hasta ahora, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha seguido inmóvil.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50