La crisis del coronavirus

Covid en los colegios de Madrid: los sindicatos alertan de que las cifras reales llegan a triplicar las oficiales

"En las escuelas hay una verdadera emergencia sanitaria”, denuncia CC OO, mientras una plataforma de padres elabora una lista de aulas cerradas ante la ausencia de datos oficiales

Un grupo de madres deja a sus hijos en un colegio de la capital, el pasado 8 de septiembre.
Un grupo de madres deja a sus hijos en un colegio de la capital, el pasado 8 de septiembre.Olmo Calvo

¿Cuántas aulas hay cerradas por cuarentena en Madrid? ¿Es alta o baja la incidencia a 13 días del inicio de la vuelta al cole? ¿en qué zonas hay más casos? ¿estará libre de covid mi centro? Estas preguntas, que muchos padres se hacen cada mañana al llevar a sus hijos al colegio, no tienen respuesta oficial. Después de que el 10 de septiembre se produjera el primer cierre de un aula en la región con más contagios del país, el único dato oficial, 178 aulas confinadas, lo dio el viceconsejero de Sanidad y Plan Covid, Antonio Zapatero, hace una semana. Zapatero, que destacó que apenas supone “un 0,5% del total de 35.000 aulas”, añadió que había un solo brote, es decir, tres o más casos vinculados entre sí, en este caso cinco niños en un grupo estable de convivencia en una escuela infantil de Madrid capital.

“Más brotes de momento no hay, no disponemos de la cifra de aulas actualizada y no se ha producido el cierre de ningún colegio”, responde a este periódico un portavoz de Sanidad, que deja en el aire la pregunta de si ha mejorado la respuesta de Salud Pública tras las denuncias de padres y profesores. Educación, por su parte, sigue sin tener nada que decir. Cualquier pregunta sobre la covid en los centros recibe la misma respuesta: “Son datos de Salud Pública”.

Ante esta “falta de transparencia”, unos padres, agrupados desde julio en la Plataforma Derecho a la Enseñanza sin Riesgo en Pandemia (Derpa) en demanda de más seguridad y de poder optar por la educación a distancia mientras dure la pandemia, están recopilando datos gracias a los avisos de familias y profesores en las redes sociales, con el hashtag #contagio. “Lo empezamos a hacer el primer día, porque desde el primer día hay casos. Queremos que los padres sean conscientes de que hay más incidencia de la que cuentan, que no es cierto que la escuela sea segura. Es todo una sinrazón y un sinsentido”, cuenta Paloma, una de las fundadoras de la plataforma, que prefiere no dar su apellido.

En un excel que actualizan cada noche, cuando sus obligaciones y sus hijos los dejan, llevan identificados hasta este martes los nombres y localidades de 189 colegios públicos, concertados y privados en los que hay algún aula clausurada. “Y no estamos investigando, no somos detectives, son casos que nos llegan y que comprobamos”. Entre ellos, hay 17 centros con dos aulas en cuarentena, seis con tres, una con cuatro, dos con cinco y hasta uno con seis. En total, 234, 56 más que las de Sanidad. Están en 36 municipios, con Madrid a la cabeza, con 73, seguido de Fuenlabrada, con 16, uno menos en Torrejón. ¿Hay más de un caso por cole, hay brotes? “Es difícil de saber. A los padres les cierran la clase, les mandan una circular y no les dicen más. Si no se conocen entre ellos o hablan en un chat ―que este año, sin reuniones presenciales de inicio de curso, han sido difíciles de hacer― no saben la evolución, si son tres o dos o uno los contagios”, lamenta Paloma.

Los sindicatos confirman que los datos oficiales se quedan cortísimos. UGT Madrid tiene una lista más de 300 colegios con positivos, algunos “con varios y con hasta cinco aulas cerradas". “Cuando nuestros delegados visitan un centro y hay, nos lo comunican”, aclara Teresa Jusdado, responsable de Educación del sindicato, que denuncia una “maniobra consciente de ocultamiento” del impacto de la covid en las aulas, así como la inoperancia de Salud Pública. Ya no es que haya algunos colegios que esperan hasta cuatro días la respuesta como ocurría la semana pasada, es que “tardan una media de cinco días en darla”. ”No tienen interés en publicar datos, posiblemente para no crear alarma y para no mostrar su incompetencia en la gestión de la pandemia respecto a los centros", opina.

Isabel Galvín, secretaria de Educación de CC OO Madrid, calcula que las cifras reales son “el triple” de las que se admiten. A este sindicato le están llegando colegios “con tres, cinco y hasta siete clases en cuarentena”, con “brotes no comunicados” y “cientos de PCR pendientes” a los que “Salud Pública no contesta”. “No dan los datos porque no quieren admitir lo que está ocurriendo ni que están desbordados”, asegura, para denunciar que “Salud Pública ha abandonado a los colegios a su suerte”, uno de los motivos por los cuales han llamado a la huelga al sector este martes y mañana miércoles. “No hay teléfonos que respondan ni capacidad de hacer PCR ante la avalancha de casos”, sentencia, para coincidir con Jusdado en que el peso de las decisiones sanitarias está recayendo en las espaldas de los directores.

La situación es “muy angustiosa” porque la falta de respuesta deja a los directores “sin saber qué hacer”. “El descontrol es impresionante. Atención Primaria, que diagnostica al alumno o al profesor, está recomendando cerrar clases con un caso, pero Salud Pública les dice que hasta que no haya tres no se cierra. Al final, ante la alarma, hay coordinadores covid optan por cerrar”, asegura Jusdado. ¿Y por qué no se ha cerrado ningún colegio entero? UGT opina que el protocolo está “específicamente diseñado” para no hacerlo. “Es escandaloso”. El documento no determina cuántos casos tiene que haber o cuántas aulas tienen que cerrarse para que lo haga todo el colegio, solo cita la necesidad de que haya “un cierto grado de transmisión entre distintos grupos" para clausurar líneas, ciclos o etapas. Solo cuando produzca “una transmisión no controlada con un número mayor de lo esperado”, se valorará "en última instancia, el cierre temporal del centro educativo”.

“No cierran colegios porque no quieren asumir el coste político, no quieren admitir que no están cumpliendo ni su protocolo ni la promesa de Ayuso de hacer PCR a todos los niños”, asegura Galvín, que recuerda que “lo grave es que hay vidas en peligro, en las escuelas hay una situación de verdadera emergencia sanitaria”. Derpa no destaca ningún caso concreto, “todos son llamativos". "Todos días nos cuentan cosas surrealistas, sobre todo qué se considera contacto estrecho y qué no. Para la misma situación, por ejemplo un niño positivo y sus padres o sus profesores, un coordinador covid y un inspector dicen una cosa y otros, otra... A unos le hacen PCR, a otros no, unos siguen trabajando, a otros los asilan”, se queja Paloma. “Hay auténtico caos en la Administración, los coordinadores no saben qué hacer”, resume esta madre de Madrid, que decidió no llevar a sus hijos a clase.

Derpa está organizada por provincias. En Madrid, su grupo de trabajo lo forman 15 padres y madres, entre ellos médicos, enfermeros, expertos en prevención y en riesgos laborales. Esta plataforma elaboró su propio protocolo de seguridad, que envió a los centros, porque “el del ministerio y el de la consejería no valen”, dice. Recomienda ventilación, instalar filtros portátiles HEPA, mascarillas incluso para infantil, más limpieza y mayor bajada de ratios. Tiene más de 40.000 miembros en toda España. La gran mayoría, asegura Paloma, ha dejado a los niños en casa. De momento, no tienen aperturas de expedientes por absentismo ni multas o amenazas de expulsión. Preguntada sobre si el absentismo ha crecido, Educación responde que no tiene datos. “Son los ayuntamientos los que tienen una comisión de absentismo”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50