La crisis del coronavirus

Sanidad considera que Madrid debería “tomar medidas drásticas” si sigue el aumento de casos

Los hospitalizados en la Comunidad han crecido un 24% en solo cuatro días, hasta 1.544 pacientes. España registra 46.000 nuevos positivos en la última semana

Colas para hacer pruebas PCR por la covid-19 en el centro de especialidades de Carabanchel, situado en la calle Aguacate, en Madrid.
Colas para hacer pruebas PCR por la covid-19 en el centro de especialidades de Carabanchel, situado en la calle Aguacate, en Madrid.Olmo Calvo

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

España empieza la semana como acabó la anterior: mirando con preocupación el crecimiento generalizado de casi todos los indicadores que miden la propagación de la segunda ola del coronavirus. Desde el pasado lunes, han sido diagnosticados más de 46.000 casos (un 13% más respecto al total) en el país, que ya suma 405.000 positivos desde el mes de marzo.

Madrid sigue siendo el centro de todas las miradas y ha sumado más de 15.000 casos a los que tenía hace una semana, un crecimiento del 16,1% (hasta 108.000 acumulados). En la comunidad hay 300 pacientes hospitalizados más que el pasado jueves (cuando el Ministerio de Sanidad empezó a ofrecer datos detallados), lo que supone un incremento del 24% en solo cuatro días hasta los 1.544 ingresados. Esta cifra supone el 12% de la capacidad total de los hospitales de la región. Los atendidos en la UCI son 165, un 31% más que el jueves.

La Comunidad decidió este domingo confinar el pequeño municipio de Tielmes (2.600 habitantes) una medida que, según el Ministerio de Sanidad, podría no ser la última que sea necesario adoptar. “Es cierto que en otros municipios, los que forman parte del gran Madrid metropolitano, es más difícil aplicar este tipo de medidas, pero desde luego si la incidencia sigue incrementándose habrá que tomar medidas drásticas. No sé si será un confinamiento o de otro tipo sin llegar a restringir la movilidad perimetral. Yo estoy seguro de que la Comunidad de Madrid tiene sobre la mesa todas las opciones”, ha declarado Fernando Simón, director de emergencias de Sanidad, en su comparecencia ante los medios de este lunes.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en rueda de prensa, este lunes.EUROPA PRESS / EPV

Más información

Una de las pocas buenas noticias es que el crecimiento se está frenando en aquellas comunidades que estaban en peor situación, como Aragón y parte de Cataluña, lo que muestra que si se hacen más pruebas PCR y se rastrean más contactos es posible iluminar el más pesimista de los escenarios. Aunque el coste sea ir incrementando restricciones de menor calado, como las anunciadas este lunes por el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra. Las reuniones de más de 10 personas quedan prohibidas a partir de ahora en esta comunidad, salvo por motivos de transporte, laborales y, en unos días, educativos.

Pero la situación empeora claramente en buena parte del resto del país, sobre todo en zonas que partían de una mejor situación epidemiológica. El mejor ejemplo es Murcia, que desde el jueves ha visto como se triplicaban los pacientes ingresados en la UCI (hasta 31), crecían un 131% los ingresos hospitalarios y un 25% los positivos. Todo ello ha llevado al Gobierno regional a limitar a seis las personas en reuniones sociales.

El golpe de la pandemia también se ha incrementado de forma notable en Baleares (43% más de hospitalizados), Canarias (30% más de hospitalizaciones y 69% de ingresos en la UCI), Castilla-La Mancha (45% más de ingresos) y Castilla y León (26%). Estas dos últimas comunidades, sin embargo, registran menores incrementos que las anteriores (entorno al 10% semanal) en los nuevos diagnósticos, lo que parece indicar que las medidas de control de los contagios están surtiendo efecto. Los expertos explican que las hospitalizaciones y la mortalidad empiezan a crecer de dos a tres semanas después de que lo hagan los casos.

Los indicadores se mantienen en mejores registros en Cantabria, Asturias, Galicia, Extremadura y, aunque también han empezado a incrementarse, en Andalucía. En el País Vasco la situación sigue complicada y suma un 16% más de positivos en una semana, un 21% más de hospitalizaciones desde el jueves (hasta 404, el 10% de la capacidad de la red sanitaria) y un 37% más de ingresos en la UCI (hasta 37) también desde el jueves.

“Se mantiene una tendencia ascendente en una gran parte de comunidades, pero es cierto que en algunas está observándose una estabilización del número de casos y en las incidencias semanales”, ha afirmado Fernando Simón.

Los grandes datos de todo el país siguen reflejando en su mayoría una tendencia preocupante. La incidencia en los últimos 14 días, una de las variables más utilizadas para comparar la situación entre países, sigue su escalada ascendente y ya es de 166 casos por cada 100.000 habitantes.

Sí se reduce levemente, en cambio, la cifra de personas que han empezado a sufrir síntomas en las dos últimas semanas, que el viernes (Sanidad no ofrece datos los fines de semana) eran casi 21.659 y el lunes algo menos de 21.000. Este dato es también observado con atención por los expertos para seguir la evolución de la epidemia, ya que ofrece un indicador más reciente, y esta bajada tras muchos días de ascenso es en principio positiva. Faltan días, sin embargo, para poder valorar si el cambio de tendencia es sólido.

Los datos de fallecimientos (96 en los últimos siete días y 34 más que el viernes) no parecen ilustrativos, ya que siguen siendo menores que los ofrecidos por las comunidades y que el cómputo global de Sanidad sigue adoleciendo de cierto retraso en este apartado.

Simón ha vaticinado que este próximo otoño e invierno habrá menos catarros y casos de gripe gracias a la obligatoriedad de llevar la mascarilla. “Seguiremos llevándola, con lo cual se reducirá el riesgo”, ha dicho el director de emergencias de Sanidad, que ha recordado que la gripe estacional se ve muy influida “por cómo evoluciona en los [países] del [hemisferio] sur” en los que la gripe “está muy controlada”.

Sobre la vuelta al colegio, Simón ha admitido que la apertura de las aulas puede hacer que “el virus se transmita de forma más fácil”, aunque se ha remitido a las reuniones previstas entre el Gobierno central y las comunidades –ministerios y consejerías de Sanidad y Educación– para que “se pueda volver al colegio con medidas de seguridad suficientes para que no suponga un riesgo para la población”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50