La crisis del coronavirus

Las muertes por coronavirus notificadas por Sanidad se disparan en agosto

El ministerio notifica que 131 personas han fallecido en la última semana, una cifra que multiplica por 11 los registros de hace un mes

Un trabajador sanitario toma la temperatura a un hombre protegido con mascarilla este miércoles en Madrid. En vídeo, el fuerte repunte de casos positivos de coronavirus en las últimas horas. MARTA PEREZ | Atlas

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

El incremento de los contagios de coronavirus que está sufriendo España en las últimas semanas ha disparado los fallecimientos causados por las graves neumonías que provoca este patógeno. Según los datos que el Ministerio de Sanidad ha hecho públicos este miércoles, 131 personas han muerto en los últimos siete días por esta causa, una cifra que duplica este mismo dato ofrecido el martes por Sanidad y multiplica por 11 los apenas 12 fallecimientos notificados en la tercera semana de julio, hace justo un mes.

In English

En realidad, las muertes que causa el virus en España son bastantes más, aunque los retrasos en la notificación de los datos que las comunidades remiten a Sanidad y el ministerio posteriormente publica hace que las novedades se vayan conociendo a cuentagotas.

Comunidades como Aragón y Cataluña están informando desde hace tres semanas de cifras de fallecimientos mucho más elevadas que las ofrecidas por el ministerio. La primera, por ejemplo, informó el 30 de julio de que en los siete días anteriores habían muerto 15 personas en sus hospitales y residencias por el coronavirus. En la semana siguiente, esta cifra se disparó hasta 35 y en la última ha vuelto a duplicarse hasta 72. Cataluña, por su parte, ha registrado desde finales de julio entre 52 y 75 fallecimientos semanales.

Pere Godoy, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), considera que este incremento de la mortalidad es “el resultado esperable del aumento de la circulación del virus registrado en las últimas semanas, con numerosos brotes y la transmisión comunitaria existente en varias zonas”. Pese a ello, “estos incrementos tan repentinos de la mortalidad también puede deberse a retrasos en la notificación”, añade este experto.

“Pero es indudable que si aumenta la incidencia, acaba por aumentar la mortalidad”, resume Godoy, que considera que “es esperable que este incremento sea más suave que el registrado en primavera, ya que muchas de las personas diagnosticadas ahora son jóvenes, sanas e incluso asintomáticas”.

Daniel López Codina, investigador del grupo de investigación de biología computacional y sistemas complejos de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), también estima que “la mortalidad crecerá porque ha crecido los casos y lo ha hecho con retraso porque las personas que fallecen tardan de media 18 días desde el inicio de los síntomas”. “Es esperable, sin embargo, que los fallecidos en relación a los casos sean menos que en marzo, ya que entonces hubo mucha gente que no recibió la asistencia que necesitaba, algo que ahora no está ocurriendo”, añade Lopes, cuyo equipo elabora informes regulares para la Comisión Europea sobre la evolución de la pandemia.

Otros expertos, sin embargo, no ocultan su “miedo” por si la situación empeora durante las próximas semanas. Es el caso de Santiago Moreno, jefe de enfermedades infecciosas del hospital Ramón y Cajal de Madrid. “Primero se han contagiado los más jóvenes, que son los que más se han movido y han interactuado socialmente. Es cierto que ellos no suelen tener problemas por la infección, pero mi miedo es que hayan contagiado a sus padres y estos, a su vez, a los abuelos. Esto incluso si el nieto ha tenido el cuidado de no ir a verlos. Esto puede provocar que el crecimiento de casos en las próximas semanas sea en personas con un pronóstico mucho más delicado”, explica.

Sanidad ha notificado este miércoles 6.671 nuevos positivos por coronavirus en un comunicado en el que los demás indicadores también han vuelto a experimentar un notable ascenso. Madrid sigue un día más a la cabeza de los nuevos positivos notificados, con 2.207 en total y, lo que resulta más llamativo, 1.535 en las últimas 24 horas. En toda España, los diagnósticos realizados el martes y notificados este miércoles ascienden a 3.715.

Tras el pasado jueves, con 7.550 nuevas notificaciones, este miércoles es el segundo día con más casos comunicados desde la desescalada. En total, Sanidad ya tiene contabilizadas de forma oficial casi 371.000 infecciones por coronavirus y 28.797 fallecimientos.

Los datos de Sanidad no solo muestran que España afronta en pleno mes de agosto una situación complicada por la circulación del virus, sino que sigue sin tener resueltos los problemas y retrasos en la notificación de los indicadores que permiten tomar el pulso a la pandemia. Esto hace que, día tras día, los datos de Sanidad para toda España sean inferiores a la suma de los que ofrecen los gabinetes de prensa de las comunidades.

Un ejemplo son los 3.715 nuevos diagnósticos hechos el martes, cifra que parece muy grande si se compara con la ofrecida por Sanidad en los días anteriores (de hecho es la mayor desde el mes de abril). El dato, en realidad, no lo es tanto si se tiene en cuenta que la media de nuevos positivos de la semana pasada supera los 5.000 casos diarios y lo que ocurre es que cerca de la mitad de los diagnósticos hechos en un día determinado acaban por comunicarse con jornadas de retraso.

En todo caso, los datos ofrecidos este miércoles indican que la segunda oleada de la epidemia sigue cogiendo fuerza en España. La incidencia en los últimos 14 días asciende ya a 136 casos por 100.000 habitantes, cinco más que el martes y 40 más que hace una semana. Y quienes han empezado a desarrollar síntomas en estos 14 días, uno de los indicadores más relevantes para los expertos, han alcanzado un nuevo máximo desde que se mide este dato, con casi 19.000 pacientes.

Más información

Tras un par de días en los que tendían a cierta estabilización, los datos de nuevos diagnósticos han vuelto a girar hacia arriba en el comunicado de Sanidad de este miércoles. Los expertos consultados, sin embargo, consideran que faltan aún días para saber si estas variaciones obedecen a cambios reales de tendencia o se deben a los problemas de gestión y notificación de datos del sistema. Parte de este incremento, además, no tiene que ser necesariamente negativo si se debe a los cribados masivos que comunidades como Cataluña y Madrid están llevando a cabo en algunos barrios y municipios. Estos positivos permiten detectar casos asintomáticos en personas jóvenes y sanas, lo que interrumpe las cadenas de contagio antes de que lleguen a colectivos más vulnerables.

Los indicadores sí muestran un claro aumento de la presión sobre el sistema sanitario. Las hospitalizaciones en la última semana han crecido un 55%, hasta los 1.336 ingresos, mientras los de la UCI aún han crecido más, un 71%.

Estos incrementos, según los expertos, eran previsibles debido al importante incremento de diagnósticos ocurrido en las últimas dos semanas, ya que los enfermos suelen tardar entre cinco y 12 días en desarrollar cuadros graves que requieren su hospitalización tras los primeros síntomas.

Tras los 2.207 de Madrid, la comunidad que más diagnósticos nuevos ha comunicado este miércoles es Cataluña, con 1.016, seguida de Aragón (632), Andalucía (590) y el País Vasco (475).

Si se miran los casos diagnosticados el martes y comunicados el miércoles, a Madrid (con 1.535) le siguen el país Vasco (472), Aragón (466), Andalucía (261) y Cataluña (244).

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad


Más información

Lo más visto en...

Top 50