La crisis del coronavirus

Estados Unidos revoca su autorización de la cloroquina y la hidroxicloroquina para la covid

La FDA rectifica al hallar evidencias de que los fármacos antimaláricos, promocionados con entusiasmo por Trump, pueden acarrear riesgos cardiacos y no es probable que sean eficaces

Un bote y pastillas de hidroxicloroquina.
Un bote y pastillas de hidroxicloroquina.GEORGE FREY / AFP

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos revocó este lunes la autorización del uso de emergencia para el tratamiento de pacientes de la covid-19 de la cloroquina y la hidroxicloroquina, dos fármacos antipalúdicos cuya efectividad es “improbable” y cuyo uso puede acarrear riesgos. Ambos medicamentos han sido ampliamente promocionados por el presidente Donald Trump, que incluso aseguró públicamente, para pasmo de la comunidad médica, que estuvo tomando hidroxicloroquina de manera preventiva.

La FDA ya había advertido de que dichos fármacos, que en algunos estudios pequeños y no revisados habían mostrado cierto potencial de eficacia contra el coronavirus, podían provocar arritmias en pacientes con la covid-19. Ahora, tras revisar la información disponible de ensayos clínicos más sólidos, la agencia concluye, según una carta la jefa científica de la FDA, Denise Hinton, que “no es probable que produzcan un efecto antiviral” las dosis sugeridas de los fármacos. La revocación se produce después de que la revisión revelara más de 100 casos de problemas cardíacos graves, 25 de los cuales resultaron mortales, en pacientes que tomaron los fármacos.

La decisión de autorizar el uso de emergencia de estos fármacos a finales de marzo, sin que hubiera evidencia científica de su eficacia, ha hecho que se acuse a la agencia de ceder a la presión política. “La FDA revoca una autorización de uso de emergencia que nunca debía haberse producido originalmente”, ha denunciado el senador demócrata Ron Wyden. “Ignorando la ciencia y cediendo a la presión política de la Casa Blanca, la FDA alimentó falsas esperanzas y puso en peligro vidas estadounidenses, perjudicando la reputación de la agencia por el camino”.

La hidroxicloroquina está aprobada para otros usos, como la artritis o el lupus, por lo que los médicos podrían seguir utilizándola. Pero la versión de cloroquina que se autorizó de emergencia no está aprobada en Estados Unidos, advierte la FDA, de manera que su uso deberá terminar.

En abril, el experto en vacunas Rick Bright, denunció que fue apartado de la dirección de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico (BARDA), entre otros motivos, porque presionó para un escrutinio más riguroso de estos medicamentos, que Trump y sus aliados promocionaban con entusiasmo. El presidente, por su parte, evitó cualquier tipo de rectificación o matiz tras la revocación de la FDA. “Lo único que sé es que hemos tenido algunos informes tremendos”, dijo en la Casa Blanca. “Claramente no me perjudicó a mí. Me encuentro bien”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50