El No-Do zen

Me he aficionado a ver el canal internacional de la televisión china. Ni una palabra alta, ni un gesto desabrido

Luis Grañena

A veces me pregunto por qué disfruto de tan buen talante, y me respondo que es por no atender a la viciosa reverberación de maldades que transmiten medios y redes, ni que sea para situarme en contra. No miro rostros antipáticos ni estúpidos ni falaces ni bovinos. No escucho palabras necias ni intento perforar oídos sordos....

Más información