_
_
_
_

EE UU tendrá que indemnizar a la familia de Juantxu Rodríguez por la muerte del fotorreportero en Panamá

Reporteros Sin Fronteras homenajea al español fallecido hace 30 años mientras fotografiaba la invasión estadounidense para el diario EL PAÍS

Antonio Pita
De izquierda a derecha, Javier Rodríguez, Ricardo García Vilanova, Alfonso Armada, Elisa Pavón, María Jesús Chao y Gervasio Sánchez, este viernes durante el acto en recuerdo de Juantxu Rodríguez en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid.
De izquierda a derecha, Javier Rodríguez, Ricardo García Vilanova, Alfonso Armada, Elisa Pavón, María Jesús Chao y Gervasio Sánchez, este viernes durante el acto en recuerdo de Juantxu Rodríguez en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid.KIKE PARA

El fotorreportero español Juantxu Rodríguez murió de un disparo mientras cubría para el diario EL PAÍS la invasión de Panamá en 1989. Este viernes, cuando se cumplen 30 años de la intervención estadounidense, Reporteros Sin Fronteras le ha homenajeado en Madrid en un acto en el que la familia de Rodríguez ha anunciado que hace unas semanas inició en Panamá la solicitud de indemnización a Estados Unidos. El trámite ha sido iniciado a raíz de un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el que pide a Washington que adopte medidas de compensación económica y de satisfacción por las víctimas civiles de la invasión, de la que Rodríguez fue la única extranjera. La decisión es vinculante porque Estados Unidos está adherido voluntariamente a la Declaración Americana de Derechos Humanos, ha confirmado la Comisión. 

Elisa Pavón, cuñada de Juantxu, representante de su obra y portavoz de la familia, ha explicado durante el acto que solo tuvo conocimiento de la decisión de la CIDH el mes pasado, en un viaje a Panamá para la inauguración en el Centro Cultural de España de la exposición La mirada interrumpida, dedicada al fotorreportero. "Lo de menos es el dinero, lo de más es la impunidad", ha señalado tras explicar que la denuncia afecta a las familias de 252 víctimas, de las que tres ya han sido indemnizadas por Estados Unidos con motivo de la decisión, ratificada en 2018. El informe de la Comisión, estima Pavón, "abre vías" a reparaciones en casos como el de José Couso, el camarógrafo que murió durante la guerra de Irak por un proyectil lanzado por un militar estadounidense contra el hotel en el que se encontraba. En diciembre de 2018, al dar cuenta del informe final sobre el caso, la CIDH señaló que "recomendó a Estados Unidos reparar integralmente las violaciones de derechos humanos establecidas en el informe de fondo, tanto en el aspecto material como inmaterial, incluyendo medidas de compensación económica y satisfacción [...] La Comisión, en cumplimiento de su mandato, continuará evaluando el cumplimiento con las recomendaciones reiteradas en este informe hasta que las mismas sean implementadas en forma total".

Imagen sin fechar de Juantxu Rodríguez.
Imagen sin fechar de Juantxu Rodríguez.Juan Antonio Rodríguez

Durante la rueda de prensa, celebrada en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), sonaron a menudo dos palabras: asesinato y dignidad. La primera, para subrayar que la muerte de Rodríguez fue un acto intencionado. "La bala de Juantxu no fue una bala perdida", ha señalado Pavón. El reportero gráfico y vocal de Reporteros Sin Fronteras Gervasio Sánchez abundó en esa idea: "Fue una bala disparada intencionadamente por un francotirador de Estados Unidos. Fue un asesinato. Sus heridas están clarísimas de que alguien disparó sabiendo que era un periodista y fue a matar".

La palabra dignidad fue empleada sobre todo al hablar del trabajo de Rodríguez. "Se le conoce más por cómo murió que por quién era", ha lamentado su hermano Javier. La familia, ha dicho, quiere sacarlo del "casetín de fotógrafo de guerra". "Estaba ahí por pura casualidad. Era más un fotógrafo social", ha señalado al recordar que el fotorreportero viajaba con Maruja Torres para ilustrar un reportaje sobre la labor de los jesuitas españoles en América Latina y la invasión de Panamá les obligó a cambiar los planes. 

"Su muerte fue para mi generación un golpe extremadamente duro", ha recordado Gervasio Sánchez, que coincidió con Rodríguez en Santiago de Chile días antes de que muriera. "Estaba muy ilusionado" por trabajar para una publicación de la entidad del dominical de EL PAÍS y de mano de Maruja Torres, ya que era freelance. "En apenas 24 horas de luz hizo un grandísimo documento histórico. Documentó con una gran fortaleza mental. Sus fotografías están hechas con una dignidad impresionante", ha señalado. Tenía 32 años cuando murió. "Si hoy siguiera vivo, sería uno de los mejores fotógrafos de su generación", ha opinado Sánchez.

"Si no es por estos periodistas que se acercan al dolor, muchos no sabríamos lo que está pasando", ha reivindicado por su parte el presidente de Reporteros Sin Fronteras Alfonso Armada. El acto, en el que también participaron el reportero gráfico Ricardo García Vilanova y la secretaria general de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, María Jesús Chao, concluyó con un vídeo resumen de la obra fotográfica de Rodríguez en lugares como Panamá, Estados Unidos, Bilbao o Madrid.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Antonio Pita
Corresponsal para Oriente Próximo, tras cubrir la información de los Balcanes en la sección de Internacional en Madrid. De vuelta a Jerusalén, donde ya trabajó durante siete años (2007-2013) para la Agencia Efe. Licenciado en Periodismo y Máster de Relaciones Internacionales y Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_