Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La RAE se plantea incluir ‘violencia de género’ en el diccionario 15 años después de rechazarlo

La secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murilo, critica que no se haya recogido aún el término, que la academia revisó en 2004, y sí otros como 'Twitter' o 'friki'

violencia de genero
Manifestación contra la violencia de género en Madrid.

Amigovio, cagaprisas, friki o caranchoa, entre otras. En los últimos 15 años, la Real Academia Española (RAE) ha abierto la puerta a todo tipo de términos inimaginables tiempo atrás. Pero hay un concepto que rechazó hasta con informes hace tres lustros, que nunca entró y que ahora se plantea incorporar: violencia de género. La secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, era secretaria del ramo en 2004, cuando España aprobó la Ley Orgánica de Medidas para la Prevención Integral contra la Violencia de Género. Este viernes ha criticado que la RAE rechazara entonces el concepto y siga sin  incorporarlo mientras ya refleja otros como Twitter, que se incluyó "sin ningún problema". 

La RAE dedicó dos sesiones plenarias en 2004 a analizar el término, después de que el Congreso aprobara  esa norma pionera para luchar contra los asesinatos de las mujeres por sus parejas o exparejas. La institución- formada entonces por 37 académicos y tres académicas- recomendó que se denominara “ley integral contra la violencia doméstica o por razón de sexo”. Entonces estaba formada por 37 académicos y tres académicas. En toda su historia, ha incluido un total de 11 mujeres entre 483 miembros

15 años y más de mil asesinadas después, la RAE la institución se plantea añadir 'violencia de género' en la próxima edición del Diccionario de la Lengua Española (DLE), la número 24, según explican fuentes de la institución y ratifica su penúltimo director, Darío Villanueva. “Tiene un uso muy generalizado. Supongo que se planteará y que no habrá ningún problema”, señala Villanueva en conversación telefónica con EL PAÍS.

“Todos los asuntos que tienen que ver con el machismo lingüístico están siempre sobre la mesa”, señala el que fuera director hasta el pasado enero al ser preguntado sobre si este término ha sido objeto de debate. “No hay que confundir la realidad con el diccionario, que tiene limitaciones de espacio”, cuando se le plantea por qué no se ha incluido hasta ahora. Violencia de género "no es una palabra nueva, sino una suma de significados. Cualquier hispanohablante que entienda qué es violencia y qué es género podrá entenderlo. No necesita que el diccionario se lo diga".

Desde la institución añaden que el término 'violencia de género' sí está ya incluido en el Diccionario del Español Jurídico y en el Diccionario Panhispánico del Español Jurídico, ambos de la RAE. Todo ello, añaden fuentes de la institución, "sin perjuicio de la revisión de la entrada “violencia” en el DLE (Diccionario de la Lengua Española) para añadir la forma compleja “violencia de género”.

No hay fecha para el lanzamiento del nuevo diccionario. Las sesiones en el seno de la RAE están interrumpidas durante el verano. La 23 edición del DLE se publicó a finales de 2014 y la anterior en 2001.

Preguntada por el informe solicitado a la RAE sobre el lenguaje inclusivo en la Constitución, Murillo asegura, en declaraciones recogidas por Europa Press en los cursos de El Escorial, que lo que su equipo intenta "permanentemente" es que "la inclusividad esté en todos los proyectos de ley". Como ejemplo, señala el cambio de los términos 'permiso de paternidad y maternidad' por 'permisos por cuidado para el menor'. "Esos me parecen verdaderamente los cambios. Los cambios de lenguaje están en las leyes".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información