Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El bacalao, en estado crítico en el Mar del Norte

El organismo que asesora a la Unión Europea en pesca recomienda reducir su captura un 70%

Bacalo en Thyboron (Dinamarca), Mar del Norte, en julio de 2017.
Bacalo en Thyboron (Dinamarca), Mar del Norte, en julio de 2017.

El Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES en inglés), que asesora a los estados miembros de la Unión Europea en temas de pesca, ha anunciado este viernes que la población de bacalao en el Mar del Norte ha disminuido en tal cantidad que recomienda a la Unión Europea reducir los límites de captura un 70% en 2020. El Mar del Norte, el caladero más productivo de las aguas comunitarias, se ha sumado a otros lugares donde la situación de la especie no es nada halagüeña. En abril, ICES informó sobre el colapso de las existencias del Báltico oriental, y el del oeste de Escocia se halla en esta situación desde los años 90.

"Es un claro ejemplo de sobreexplotación: de las nueve grandes poblaciones de bacalao en el Atlántico, por lo menos tres se encuentran en estado crítico", describe Javier López, responsable de pesca de la ONG Oceana en Europa. El bacalao se sitúa en la parte superior de la cadena trófica y realiza una importante labor de control de poblaciones de especies más pequeñas.

Si se produjera esa disminución del 70% de capturas, el stock de bacalao en el Mar del Norte saldría del colapso, de tal forma que al menos su reproducción no estaría comprometida. "Pero esto no es suficiente para cumplir los estándares de gestión europeos, que establecen que los recursos se pueden explotar al máximo siempre que no se comprometa la conservación de las especies. Para lograrlo, habría que cerrar la pesquería durante un tiempo", apunta López.

En diciembre, los ministros europeos se reúnen para decidir las capturas, y deben tener en cuenta lo que les recomienda el ICES. De esta forma, se reduciría la presión pesquera, se permitiría que creciera el stock. El ICES acota las capturas de bacalao para cumplir el objetivo de reducción en el Mar del Norte a 10.457 toneladas en 2020.

En el Mar del Norte se llegaron a capturar 270.000 toneladas en los años setenta y en 2006 se desplomaron a 44.000, alcanzando su límite histórico. Desde entonces se ha ido recuperando algo. "En 2017, tras una década de esfuerzos, se consideró que la población en esta zona se había recuperado y que se estaba pescando de forma sostenible. Se valoró como un caso de éxito", explica Oceana. Pero el stock ha vuelto a caer hasta llegar al colapso actual. "Este es un caso en el que los políticos no llegan a gestionar cumpliendo con la recomendación científica. En los últimos cinco años se han ignorado tres advertencias", aclara López. La ONG alerta de que el bacalao puede tardar décadas en recuperarse del colapso.

La flota española no pesca mucho bacalao en el Mar del Norte, un territorio que copan Reino Unido, Dinamarca y Noruega. Lo hace, un poco más arriba, en los mares de Noruega y de Barents. "Se capturan unas 15.000 toneladas anuales y se consumen entre 25.000 y 30.000, por lo tanto, no somos autosuficientes", explica López.  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >