Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jóvenes piden en la calle que España declare la “emergencia climática”

Más de un centenar de países se unen a una nueva protesta global contra el calentamiento

Protesta frente al Congreso de los Diputados, en Madrid, contra el cambio climático.

Jóvenes de medio mundo han vuelto a salir a las calles este viernes para pedir que se actúe contra el cambio climático. En España, aunque con menor intensidad que en la anterior huelga por el clima celebrada el 15 de marzo, adolescentes y universitarios también se han sumado a la protesta animada por el movimiento Fridays for Future. En alrededor de 50 ciudades del país se han convocado manifestaciones y concentraciones, como la de esta tarde en Barcelona. Y en todo el planeta se han celebrado movilizaciones en más de 1.500 ciudades de 114 países. Las protestas también han recorrido Europa; decenas de miles de jóvenes se han manifestado en Berlín, Lisboa, París, Atenas, Budapest...

En la manifestación de Madrid alrededor de cinco centenares de jóvenes han recorrido el centro de la ciudad al grito de "es una urgencia, lo dice la ciencia", en referencia a los informes que alertan de las consecuencias del cambio climático y de la degradación de los ecosistemas por la acción del ser humano. La salida a la calle de los jóvenes en los últimos meses (en Madrid, por ejemplo, llevan 11 viernes concentrándose frente al Congreso de los Diputados) ha coincidido con la acumulación de estudios científicos que advierten de los impactos y de la necesidad de actuar con urgencia. La marcha de Madrid ha vuelto a concluir este viernes ante el Parlamento. 

La reivindicación en las calles tiene en España un objetivo inmediato: que el Congreso apruebe una declaración de emergencia climática, como han hecho ya algunos países como el Reino Unido e Irlanda. "Nuestra reivindicación más inmediata es que se declare la emergencia", explica Marta Macías, miembro de Juventud por el Clima y Fridays for Future.

Con las elecciones europeas, municipales y, en algunos casos, autonómicas tan cerca, los jóvenes que se han manifestado también han instado "a que se vote el domingo pensando en el clima", ha añadido Manuela Martín, miembro también de estos dos grupos. "Hemos conseguido visibilidad", dice para hacer balance sobre estos 11 viernes de protesta continuada frente al Congreso. "Ahora se habla más del cambio climático", añade mientras señala a las varias decenas de periodistas que este viernes cubrían el arranque de la manifestación. En la protesta de marzo había muchos menos medios.

En estos 11 viernes este movimiento de jóvenes también se ha convertido en un lugar de encuentro para otras organizaciones, como las ONG ecologistas que llevan décadas presionando contra la degradación medioambiental.

Esta semana, 26 asociaciones y ONG se han unido para pedir al Parlamento esa declaración de emergencia climática y que España sea más ambiciosa en sus objetivos de recortes de emisiones de gases de efecto invernadero. Los jóvenes de Fridays for Future y Extinction Rebellion compartieron protagonismo con activistas experimentados de Ecologistas en Acción o Greenpeace por ejemplo. "Son un soplo de esperanza y de futuro", resumió durante esa presentación Javier Andaluz, de Ecologistas en Acción.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >