Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hospital reanuda el tratamiento para mantener con vida a Lambert

Sus padres, que se oponen a un procedimiento de muerte digna de su hijo, tetrapléjico y en estado vegetativo, quieren trasladarlo a otro centro médico

Viviane Lambert, madre de Vincent Lambert. En vídeo, vuelve a ser conectado Vincent Lambert por petición de la ONU.

El hospital de Reims donde está ingresado Vincent Lambert ha reanudado el tratamiento de alimentación e hidratación artificial que mantiene con vida a este enfermero de 42 años, tetrapléjico y en estado vegetativo, cuyo caso se ha convertido en el centro del debate sobre la eutanasia y la muerte digna en Francia. Así lo han confirmado los abogados de los padres de Lambert, los responsables de que la justicia frenara el protocolo de fin de vida al que había comenzado a ser sometido el lunes con el visto bueno de su esposa y tutora legal, que asegura que Vincent no quería vivir en esas condiciones. El problema es que no manifestó su voluntad expresamente en un testamento vital, por lo que la familia lleva dirimiendo una batalla legal y mediática en torno a Lambert desde hace más de seis años.

“Tenemos el placer de anunciar que el doctor [Vincent] Sanchez y el hospital han reanudado la alimentación e hidratación de Vincent Lambert y han detenido su sedación continuada”, dijeron a las puertas del centro clínico los abogados de los padres del enfermero en coma, que son católicos tradicionalistas y denunciado el caso de su hijo como un intento de eutanasia encubierta.

Un tribunal de apelaciones ordenó la noche del lunes revertir el protocolo de fin de vida que se había puesto en marcha con la desconexión de las máquinas que alimentaban a Lambert y la aplilcación de una sedación profunda. Hasta entonces, la justicia francesa y europea habían rechazado todos los recursos para impedirlo interpuestos por los padres del enfermero. La corte parisina sin embargo aceptó su última maniobra. En esta ocasión, el tribunal no entra en la decisión sobre detener los cuidados, tal como han avalado hasta tres exhaustivos informes médicos realizados los últimos años. Los abogados solo pedían a los jueces que obligaran al Estado francés a esperar la respuesta del comité para personas discapacitadas de la ONU, que pidió que no se desconectara a Lambert mientras analizaba el fondo del caso, un plazo que se estima en unos seis meses. La reacción de los abogados de los padres de Lambert, que celebraron la decisión del tribunal gritando “victoria” como si fuera un partido de fútbol y hablando incluso de una “remontada” judicial, ha sido muy criticada en las últimas horas.

El fallo judicial solo supone, a priori, ganar algo de tiempo. Pero eso es lo que buscan los padres de Lambert, que han manifestado ahora su deseo de trasladar a su hijo a otro hospital. “El combate, a partir de hoy, es de trasladar a Vincent a una unidad especializada donde será cuidado de manera amable por especialistas, y no por este hospital que no ha hecho de él más que un muerto aplazado”, declaró a la prensa el abogado Jérôme Triomphe.

Pero no será esta la única batalla ante la que se tendrán que enfrentar los padres de Lambert. El abogado de Rachel, la mujer de Lambert, anunció este martes que presentará una demanda contra sus suegros por haber distribuido a varios medios, la víspera, un vídeo de su hijo en el hospital sin su autorización. “Hablamos de la intimidad de una pareja, de una familia. Difundir esas imágenes, o hablar de ‘remontada’, ¿se da cuenta? ¡Como en un partido de fútbol! Es algo incalificable”, dijo el abogado Francis Fossier a la emisora Franceinfo.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >