Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Festivo el Día de la Mujer en Berlín

La experiencia española anima a activistas alemanas a hacer campaña por la huelga el próximo viernes

Manifestación de mujeres en enero de 2018 en Berlín.
Manifestación de mujeres en enero de 2018 en Berlín. getty

Fiesta oficial el ocho de marzo. El Gobierno de la ciudad-Estado de Berlín cuenta desde este año con una nueva festividad en el calendario laboral. El Día de la Mujer Trabajadora será a partir de ahora festivo en Berlín, según aprobó el Parlamento regional el mes pasado. Mientras, algunas organizaciones feministas alemanas estudian ir a la huelga, inspiradas por la experiencia española. “Todos tenemos la mirada puesta en España”, explica por teléfono Kerstin Wolter, una de las impulsoras de los paros en Alemania.

La decisión de declarar el 8 de marzo festivo parte del Gobierno de Berlín, formado por una coalición en la que participa el partido socialdemócrata (SPD), junto con Die Linke, más a la izquierda y Los Verdes. “Es una gran señal de que estamos progresando en el camino hacia la igualdad entre hombres y mujeres”, dijo la socialdemócrata Derya Caglar, portavoz de Igualdad tras aprobarse el nuevo festivo. Otros partidos, como los conservadores (CDU), los liberales (FDP) o la extrema derecha (Afd) se opusieron a la medida, aprobada finalmente por 87 votos a favor y 60 en contra.

No lo ven tampoco con buenos ojos los empresarios. “Aumentar el gasto de los consumidores es una hipoteca sobre el futuro”, indicó en un comunicado Jan Eder, presidente de la Cámara de Comercio e Industria (IHK) de Berlín, quien calcula que el nuevo festivo costará a las arcas públicas 160 millones de euros y una reducción del 0,3% del PIB. Berlín es el primero y el único de los 16 Estados federados alemanes que establece el día de la mujer como festivo.

Mientras, decenas de agrupaciones feministas estudian ir a la huelga el 8 de marzo, alentadas por experiencias como la de España el año pasado, aunque debido a la falta de vía libre legal, no se prevé que un seguimiento masivo. “Cuando vimos las fotos y los artículos que llegaban de España, nos sirvieron de inspiración para nuestras reivindicaciones”, explica la activista feminista Kerstin Wolter, miembro del partido Die Linke en Berlín. Los sindicatos muestran solidaridad con la acción, pero no han llamado a la huelga.

Wolter explica que en 1994, un millón de mujeres salieron a la calle en Alemania para reivindicar sus derechos cuatro años después de la reunificación alemana. “No sabemos cuánta gente va a participar, pero nuestra meta es emular lo que pasó hace 25 años”.

Cuidados en días de fiesta

Las organizaciones centran sus reivindicaciones entre otras en la brecha salarial de género, en la carga del trabajo no remunerado que recae sobre las mujeres, la defensa del lenguaje no sexista, o en la abolición del artículo 219 del código penal alemán, que castiga hacer publicidad a los centros y facultativos que practican abortos. Para el viernes, hay convocadas marchas, que este año podrían ser más numerosas, sobre todo en Berlín gracias a ser día festivo. La cita coincide además con el aniversario del derecho al voto para las mujeres en Alemania, que cumple ahora 100 años.

Al ser festivo, la huelga laboral se vacía en parte de contenido en Berlín. Pero las organizadoras recuerdan que se trata también de una huelga de cuidados y que es precisamente durante las vacaciones cuando las mujeres más trabajan en la casa y haciéndose cargo de los niños.

El día de la mujer ha contado con un reconocimiento histórico desigual en Alemania. Si el régimen nazi optó por celebrar el día de la madre, suprimiendo el de la mujer trabajadora, durante los años de la República Democrática alemana en el Este, se celebró el 8 de marzo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información