Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rechazo frontal de los médicos al plan de Feijóo para afrontar la crisis sanitaria

Los facultativos censuran el proyecto de reforma de la atención primaria por ser una mera “declaración de intenciones” de medidas “difusas” y sin presupuesto

Concentración a las puertas del centro de salud de A Estrada (Pontevedra), en una imagen difundida por Agamfec.
Concentración a las puertas del centro de salud de A Estrada (Pontevedra), en una imagen difundida por Agamfec.

Después de 21 reuniones con un centenar de profesionales y casi 5.000 encuestas a la ciudadanía, el principal proyecto del Gobierno de Alberto Núñez Feijóo (PP) para mejorar la atención primaria y resolver la crisis sanitaria que sufre Galicia se ha topado con el rechazo frontal de los médicos. Las cinco grandes organizaciones médicas gallegas han expresado este lunes su decepción con la propuesta de reforma que ya ha recibido también las críticas del personal de enfermería. Las cuatro sociedades científicas de medicina de familia y el consejo que agrupa a los cuatro colegios profesionales consideran el plan de la Xunta una mera “declaración de intenciones” de medidas “difusas”.

"No eran ni son necesarios nuevos borradores de planes difusos y confusos", sostienen los representantes de los médicos gallegos. "Eran y son necesarias decisiones claras de carácter organizativo y presupuestario de la Consellería de Sanidade para recuperar un nivel asistencial, el de la atención primaria, imprescindible para el sistema público de salud y que se encuentra en una clara situación de crisis". Los 25 jefes de servicio de centros de salud del área de Vigo que dimitieron en bloque el pasado diciembre, una contundente protesta que encendió la mecha de un descontento larvado durante años de recortes, ya se plantean nuevas movilizaciones ante el desencanto por las medidas anunciadas por la Xunta.

El borrador de plan del Gobierno gallego contiene 175 medidas, aunque sus responsables aún no han concretado con qué presupuesto contaría su aplicación, un dato fundamental para los médicos, que reclaman una cifra mínima "blindada"."El dinero tiene que venir después de definir las acciones, luego ya se verá su coste", defiende el gerente del Servizo Galego de Saúde (Sergas), Antonio Fernández Campa, tras conocer el crítico pronunciamiento de los médicos sobre su plan.

75 de esas acciones se ejecutarían, según Sanidade, de forma inmediata, 53 a medio plazo y 47 en un periodo más dilatado. Entre las aplicables en los próximos seis meses se incluye la “creación de una dirección de atención primaria en cada área sanitaria” y el incremento de la oferta de plazas de médicos de familia, pediatras, enfermeros de familia, fisioterapeutas y odontólogos en la Oferta Pública de Empleo de 2019. El Gobierno gallego promete también un “presupuesto específico y diferenciado” para este nivel asistencial, mejoras en el material y cambios en la gestión de las agendas y de las citas para intentar paliar la sobrecarga de pacientes.

Pero para los médicos gallegos el borrador de la Xunta está “carente de concreción” e “incluye sólo parcialmente algunas de las propuestas realizadas por los diferentes colectivos sin dar respuesta a los problemas reales más importantes”. "Necesitamos tiempo para nuestros pacientes, una mayor capacidad de gestión en las estructuras organizativas, recursos humanos adecuados a las necesidades poblacionales y medidas contundentes de aprovechamiento de los recursos actuales", reivindican en su comunicado conjunto la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria (Agamfec), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen Galicia), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), la Asociación Galega de Pediatría de Atención Primaria (AGAPap) y el Consello Galego de Colexios Médicos.

Con todo, el gerente del Sergas no ve en este comunicado conjunto de las organizaciones médicas un no rotundo a su plan y espera que estas entidades presenten ahora alegaciones concretas. Fernández Campa se manifiesta convencido de que los facultativos seguirán participando en el diseño de la reforma porque, sostiene, 75 de las 175 medidas del plan son peticiones suyas. "En Galicia hemos tomado el liderazgo junto al País Vasco para implantar [en atención primaria] medidas concretas para un problema que es nacional", defiende este responsable autonómico.

Retroceso a la década de los setenta

La propuesta de la Xunta, que ha sido presentada con el personal de los centros de salud concentrándose a diario durante semanas por una atención primaria "digna", plantea reducir las tareas burocráticas que realizan ahora los médicos traspasando ciertas funciones al personal de enfermería, una medida a la que el sindicato Satse ya se ha mostrado contrario. La central ha advertido que estos trabajadores sanitarios no asumirán “competencias ajenas” porque están tan sobrecargados como los facultativos.

Su secretaria general en Galicia, Carmen García Rivas, ha criticado, por ejemplo, que se pretenda descongestionar las consultas médicas encomendando a los enfermeros el filtro de las urgencias en los ambulatorios. “El problema es que la enfermería también está sobrecargada y además de realizar [la asistencia en] los domicilios, la consulta programada, la consulta a demanda de su población y registrar todo en la historia clínica, ahora debe exponerse para decirle a los usuarios que lo suyo no es urgente para que lo vea el médico”, censura la portavoz de Satse.

A las críticas se ha sumado la Asociación Galega de Enfermaría Familiar e Comunitaria (Agefec), que ha anunciado una "enmienda a la totalidad" de la propuesta de la Xunta. La considera “un grave perjuicio a los intereses de la ciudadanía" porque supone un retroceso al "sistema de ambulatorios de la década de los setenta y ochenta”. El documento presentado por Sanidade, añade este colectivo, "está generando un grave malestar y crispación" en el personal de enfermería, que lo entiende como un "menosprecio" porque no incluye sus peticiones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >