Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La polución aumenta los ingresos hospitalarios de niños

Un estudio recoge que hay una relación directa entre la patología respiratoria y la contaminación

La contaminación de Madrid el pasado 2 de enero.
La contaminación de Madrid el pasado 2 de enero.

La salud de los niños es un reflejo casi exacto de la contaminación ambiental. Los picos de polución se corresponden con un aumento de ingresos hospitalarios de niños. La relación es lineal, según las conclusiones de un estudio hecho con los datos de seis años de altas en el Hospital Niño Jesús de Madrid, lo que indica que las consecuencias en salud se relacionan directamente con la variación de las condiciones ambientales.

El trabajo, que ha publicado la Revista de Pediatría de Atención Primaria, ha recogido datos del centro madrileño, una referencia en atención a niños, entre 2012 y 2016. En total, se han estudiado 10.512 ingresos (5.328 por procesos respiratorios). La edad media era inferior a los tres años. Y se tomaron los datos de contaminación de las estaciones del Ayuntamiento de Madrid. El pediatra Marciano Sánchez Baile, primer firmante del trabajo, explica que se agruparon los datos por meses.

De los contaminantes que se estudiaron, en el dióxido de nitrógeno, monóxido de carbono y benceno la relación tenía una máxima fiabilidad estadística. A cada aumento en los índices se correspondía otro en los ingresos hospitalarios y de la misma intensidad. Tanto, que en el trabajo pudieron hacer el cálculo inverso. Si Madrid hubiera cumplido el máximo de concentración de dióxido de nitrógeno recomendado, 40 microgramos por metro cúbico de aire, 789 niños habrían evitado la hospitalización.

El estudio señala que los menores son especialmente sensibles a la contaminación porque su organismo se está desarrollando, y también porque pasan mucho tiempo al aire libre. Este trabajo confirma otro similar efectuado por el mismo equipo en un centro de salud de Madrid, que también recogió una relación directa entre la contaminación y las consultas de primaria.

Juan Antonio Ortega, coordinador del Comité de Salud Medioambiental de la Asociación Española de Pediatría, señala que el valor de estos trabajos es que son “una llamada de atención al clínico”. “El 90% de los críos está respirando aire contaminado, y eso hay que tenerlo en cuenta igual que se hace con la herencia o el tabaco”, afirma.

El artículo señala que, según la Organización Mundial de la Salud, en el mundo mueren 2 millones de menores por la contaminación cada año, de los que 30.000 son europeos. La organización considera la polución una de las amenazas para la salud global.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >