Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno propondrá eliminar la opción de castigar delitos sexuales solo con multa

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha anunciado que propondrá penas de prisión

para todos, recuperar la violación y eliminar el concepto de abuso

Manifestación contra la sentencia de La Manada el 26 de abril de 2018.
Manifestación contra la sentencia de La Manada el 26 de abril de 2018. EFE

El Gobierno planteará la desaparición de las penas de multa para los condenados por delitos contra la libertad e indemnidad sexual y propondrá penas de prisión para todos, quiere suprimir el delito de abuso sexual para que todos sean delitos de agresión sexual al no existir consentimiento de la víctimas y pretende recuperar el delito de violación en los casos en los que exista penetración sin consentimiento de la víctima.

Estas propuestas, anunciadas por la ministra de Justicia Dolores Delgado después de una reunión con varias asociaciones de mujeres, estarán dentro del anteproyecto de ley que el Gobierno llevará el próximo mes de febrero al Consejo de Ministros, en el que incluirá su proposición de reforma de tipificación de los delitos sexuales en el Código Penal.

Fuentes de Justicia han apuntado que, a juicio de la ministra, ese tipo de penas de multa "banalizan" las conductas violentas hacia las mujeres, y así se lo ha manifestado a las representantes de las organizaciones con las que conversó durante más de dos horas. Una afirmación que también hizo en referencia al delito de abuso, cree que "rebaja la percepción que se tiene" de los delitos sexuales.

Actualmente, el delito de abuso sexual en los casos más leves aplica una pena de prisión de 1 a 3 años o bien una pena de multa de 18 a 24 meses, según se recoge en el Código Penal. Con todo, ha precisado que el Gobierno asumirá las "líneas generales" de la propuesta de los expertos de la sección Penal de la Comisión de Codificación, que llevan varios meses revisando la normativa para hacer una propuesta de modificación que enviaron el pasado diciembre al Ministerio de Justicia y que coincide con el planteamiento anunciado por la ministra Delgado. 

Incorpora al texto el consentimiento de la víctima como eje y la violación a la pareja o expareja como agravante, además se deja fuera el término "abuso", se considera "agresión" cualquier atentando contra la libertad sexual y se recuperan el delito de "violación" para los casos más graves. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >