Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión de delitos sexuales considera agravante la violación a pareja o expareja

El texto remitido ya al Ministerio de Justicia equipara las agresiones en grupo a las cometidas con violencia o intimidación

Manifestación del Día Internacional de la Mujer en Pontevedra, el pasado 8 de marzo. ÓSCAR CORRAL / Vídeo: Declaraciones de Isabel Celaá, portavoz del Gobierno

La comisión que revisa los cambios en el capítulo sobre delitos sexuales en el Código Penal incorpora al texto el consentimiento de la víctima como eje y la violación a la pareja o expareja como agravante. "Y cuando la víctima fuere o hubiere sido esposa, o mujer que estuviere o hubiere estado ligada al autor por una análoga relación de afectividad, aún sin convivencia", según apunta el documento final, al que ha tenido acceso este periódico. Esta revisión del grupo de expertos ha sido ya enviada al Ministerio de Justicia y previsiblemente pasará por el Consejo de Ministros que se reúne este viernes en Barcelona entre fuertes medidas de seguridad por las protestas convocadas por parte de grupos independentistas.

Los 28 juristas del grupo (15 mujeres y 13 hombres) han dejado el término "abuso" fuera de la normativa y consideran "agresión" cualquier atentando contra la libertad sexual. Recuperan además el delito de "violación" para los casos más graves. La inclusión del agravante dentro de la pareja o expareja responde al mandato de incluir la perspectiva de género en la normativa y a lo que dicta el Convenio de Estambul, según fuentes de la comisión consultadas

Las penas, que provocaron varios debates, se han matizado pero no se han rebajado. En las últimas reuniones, los juristas consideraron que la violación no superase la pena máxima de los homicidios, que suponen 15 años de cárcel, salvo que sean delitos acumulados. En el documento enviado a Justicia por el presidente de la comisión, el abogado Esteban Mestre, se alcanzarían esos 15 años solo en los casos más graves, con dos o más agravantes.

Además, incorporan como agravantes nuevos las agresiones en grupo, "cuando se cometan por la actuación conjunta de dos o más personas"; y en el ámbito de la pareja o expareja. Y mantienen los que ya recogía la ley: si los hechos son "particularmente degradantes o vejatorios", "cuando la víctima sea especialmente vulnerable", cuando el agresor se haya aprovechado de una "relación de superioridad o parentesco con la víctima", cuando haya "armas u otros medios igualmente peligrosos".

La idea de los expertos en Derecho Penal al trabajar el texto era “aclarar” al máximo los conceptos para que fuese fácil de entender por los ciudadanos sin perder rigor técnico. El presidente de la Comisión, ha manifestado al resto de miembros de la comisión que ha quedado un texto "claro, comprensible por la sociedad" y que su impresión es que Justicia tomará una decisión "inmediata" sobre la base de la propuesta de este equipo, cuyo trabajo no es vinculante.

El equipo comenzó a trabajar después de que el pasado abril trascendiera la primera sentencia de La Manada, —por la que se condenó por abuso sexual y no por agresión a los cinco hombres que violaron en grupo a una joven de 18 años en la primera noche de San Fermín en 2016 porque entendieron que no medió violencia—. Ese fallo desató la indignación de la sociedad y provocó numerosas manifestaciones. El ministro de Justicia en aquel momento, Rafael Català, del PP, decidió encargar al grupo, que apenas había mantenido reuniones desde 1982, la revisión del Código Penal. En un principio estuvo integrado por 20 hombres y, también ante las protestas de expertos y juristas, se acabó modificando su composición, ahora con mayoría de mujeres.

Durante las reuniones de los últimos meses, fuentes de la Comisión apuntaban a que la gran dificultad estaba en “lograr un texto útil que no cree más problemas de los que trata de solucionar”. Es decir, “atender las exigencias de la opinión pública sin olvidar los aspectos técnicos y el respeto a las garantías procesales penales”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >