Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión de delitos sexuales iguala la agresión “en manada” a actuar con violencia

Las penas más altas propuestas oscilan entre los 12 y los 15 años

Manifestación contra la sentencia de La Manada, el pasado 5 de diciembre. LAURA LEON EL PAÍS / VÍDEO: ATLAS

El grupo de expertos al que el Gobierno ha encomendado la reforma del capítulo dedicado a los delitos sexuales en el Código Penal propondrá un texto que haga frente a las agresiones en grupo. Si sale adelante la propuesta acordada este jueves por los expertos, “la actuación conjunta de dos o más personas”, será un agravante que eleve la pena de cualquier delito sexual idéntico al que se aplica cuando hay violencia o intimidación, según varios juristas presentes en la reunión.

Este cambio es uno de los que figurará en el texto que el presidente de la Sección Penal de la Comisión General de Codificación, Esteban Mestre, debe enviar al Ministerio de Justicia antes del 31 de diciembre. El dictamen de los expertos no es vinculante para el Gobierno, aunque fuentes del departamento que dirige Dolores Delgado señalaron este jueves que el informe de los juristas será la base para su propuesta de reforma legislativa.

Los expertos decidieron este jueves también desterrar definitivamente del Código Penal el término “abuso sexual” y que todos los delitos contra la libertad sexual se engloben bajo el epígrafe de “agresiones sexuales”. La idea, señalan las fuentes consultadas, es “aclarar” al máximo los conceptos y que el texto legal sea fácilmente entendible por la ciudadanía sin que pierda rigor técnico.

Entre las agresiones, la más grave y la que tendrá la mayor pena será la violación, que quedará definida como una agresión con penetración y violencia o intimidación. Si la penetración es en grupo se considerará penalmente igual que si se hubiera actuado con violencia o intimidando hacia la víctima. Con este cambio, la agresión cometida por La Manada en los Sanfermines de 2016 ya no podría considerarse abuso, como sostuvo la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Navarra y ratificó hace unos días el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad, sino violación.

La pena mínima para la violación será de seis años, pero si se da alguna circunstancia agravante se elevará de 10 a 12. Entre estas circunstancias los expertos sitúan el haber suministrado a la víctima alguna droga para doblegar su voluntad o un tratamiento vejatorio. Los juristas, según las fuentes consultadas, proponen también una categoría de “superagravantes” entre los que están portar armas o poner en peligro la vida de la víctima. Actuar ‘en manada’ agravará más la pena si también ha habido violencia o intimidación. 

15 años

La propuesta de los expertos no rebaja las penas vigentes ahora para los delitos sexuales, sino que las mantiene y las ajusta a cada circunstancia de forma más clara de lo que lo hace el texto actual, según defienden los miembros de la comisión consultados. Los expertos proponen que la condena máxima para los casos de violación más graves oscile entre los 12 y 15 años. En un principio, se plantearon que nunca llegara a 15 años, que es la pena mínima del delito de homicidio. Sin embargo, finalmente, han optado por mantener esta pena en los casos más graves (por ejemplo, cuando haya violencia extrema).

En las agresiones más básicas (lo que ahora son abusos), los expertos propondrán una pena de salida más alta: frente a los seis meses mínimos actuales se pasaría a uno. Habría una cláusula que permita una rebaja en determinados casos leves, pero los jueces tendrían que justificar esta reducción.

 

Un grupo de expertos que no tenía mujeres

El órgano de consulta solo se ha reunido en escasas ocasiones desde 1982. Ahora lo forman 28 juristas expertos en Derecho Penal —15 mujeres y 13 hombres—, tras un cambio que llegó con polémica por la falta de paridad del equipo. Antes de que estallara la polémica por las decisiones judiciales de La Manada, esta comisión estaba formada exclusivamente por 20 hombres.

El grupo recibió un encargo del Gobierno tras la primera sentencia del caso de Sanfermines, emitida por la Audiencia Provincial de Navarra el 26 de abril. El entonces ministro de Justicia, Rafael Catalá (PP), anunció que el Ejecutivo estudiaría una reforma sobre los delitos sexuales en España y prometió que tendría lista “en semanas” una primera propuesta que aún no está. El organismo ha mantenido desde mayo tres encuentros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >