Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La España rural busca emprendedores

La feria Presura, presentada en Madrid, tiene como objetivo servir de punto de encuentro entre los territorios poco poblados y quienes quieren invertir en ellos

Miravete de la Sierra, un pueblo de Teruel.
Miravete de la Sierra, un pueblo de Teruel.

La España rural quiere quererse más a sí misma y ofrecerse como oportunidad real, una vía para fijar habitantes en las zonas escasamente habitadas. Este es el objetivo de Presura, la feria de repoblación que del 9 al 11 de noviembre celebra su segunda edición en Soria: poner en valor los beneficios de estos territorios y conectarlos con personas con espíritu emprendedor que quieran dejar de vivir en la ciudad y poner en marcha una idea de negocio y un proyecto de vida en el medio rural. El año pasado, más de 3.000 personas visitaron la feria, organizada por cuatro organizaciones (El Hueco, Tierras Sorianas del Cid, Asopiva y Fundación Oxígeno). La próxima edición del evento se presentó este martes en Madrid en un coloquio en el que se resaltaron las posibilidades que dan los pueblos.

En España, donde el 30% del territorio concentra el 90% de la población, el entorno rural ofrece mejor calidad de vida, en las relaciones sociales, en la conciliación de la vida laboral y familiar, resaltaron algunos de los ponentes. Pero, además, supone una oportunidad de negocio, a través de recursos endógenos que pueden atraer talento. “Hay que visibilizar las zonas rurales y el emprendimiento como algo real, y además hay que demostrar que existe impacto más allá del económico”, apuntó Mercedes Valcárcel, directora general de la Fundación Tomillo, que desarrolla proyectos con la infancia, la adolescencia y la familia, así como ligados a la formación y la orientación sociolaboral.

Los ponentes hablaron además de internet como una posibilidad para generar empleo en zonas rurales. Entre ellos, Victoria Tortosa, directora de La Exclusiva, que se dedica a la venta ambulante a pequeños pueblos sin comercios en Soria, que tienen grandes dificultades para abastecerse. “Soy emprendedora social. Ha sido muy difícil crear una comunidad de 2.000 personas sin internet ni cobertura móvil”, lamentó.

“Lo ideal sería, como ha dicho Isaura Leal [comisionada del Gobierno para el Reto Demográfico], que dentro de 50 años la despoblación sea solo un número porque existan los mismos derechos” en todo el territorio, indicó Luis Antonio Sáez, director de la cátedra sobre Despoblación y Creatividad de la Universidad de Zaragoza. Este experto apuntó que es muy difícil que ciertas zonas ganen población, pero en su opinión, lo importante no es el volumen. “Hay pueblos muertos con 2.000 habitantes y otros muy vivos con medio centenar”, señaló.

Para Albert Vernis, experto en emprendimiento social y director de la cátedra de Sostenibilidad de Inditex, es importante buscar un movimiento pendular, de personas: “La gente puede ir y volver del medio rural. Pero para que esto ocurra, el territorio tiene que estar muy bien conectado”. Y, según destacó, es necesario atender a la gente del territorio, “que sabe lo que quiere”. También él abogó por potenciar el “sentimiento de orgullo” de los pueblos.

Begoña Gómez, que cuenta con 15 años de experiencia en el tercer sector, abogó por un cambio en el modelo educativo, que incluya módulos que ensalcen la vida rural, “como se hizo en Escocia”. Gómez, casada con Pedro Sánchez, es actualmente directora del Africa Centre, un centro de la IE University, del grupo Instituto de Empresa. Durante el coloquio, apostó por crear alianzas público privadas para generar emprendimiento. 

Ana Gascón, directora de responsabilidad social corporativa de Coca Cola Iberia, resaltó la cantidad de “talento sin explotar” que hay en lo rural. “Lo tenemos que aflorar entre todos”, dijo. Javier Ajenjo, director del festival Sonorama, lo corroboró. “Más que contra la despoblación física, hay que luchar contra la despoblación emocional. Hemos decidido quedarnos, crear, soñar, en el sitio en el que hemos nacido”, añadió. “Si nosotros olvidamos, no habrá nada que transmitir. Transmitamos y sintámonos orgullosos”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información