Huelga de docentes en Baleares contra los recortes y el modelo trilingüe de Bauzá

El Gobierno cifra en un 11,6% el seguimiento del paro; los sindicatos, la elevan al 55%

Encierro de profesores y alumnos del IES Josep Sureda i Blanes, en 2013.
Encierro de profesores y alumnos del IES Josep Sureda i Blanes, en 2013. Tolo Ramón

En las escuelas de Mallorca y Formentera, la mayor y la menor de las islas Baleares, se vive este lunes —el segundo día lectivo del nuevo curso escolar— una jornada de protesta contra los recortes y contra el sistema de aplicación del trilingüismo. El llamado TIL, el Tratamiento Integrado de Lenguas (inglés, catalán y castellano), estrenado el curso pasado, resta peso al catalán, que durante tres décadas ha sido lengua vehicular mayoritaria en Baleares. Y, precisamente por eso, lejos de suscitar el consenso del Gobierno de José Ramón Bauzá (PP), los partidos políticos y la comunidad educativa, derivó en conflicto antes de nacer. El paro afecta a los profesores de colegios e institutos públicos y concertados y ha tenido un seguimiento desigual. Gobierno y sindicatos no coinciden en la cifra. Según el Ejecutivo, solo ha sido secundado por un 11,6% de los docentes; las centrales elevan la cifra al 55%. En las calles de Palma de Mallorca, más de 2.000 personas se han manifestado contra la política educativa del Gobierno y han pedido la dimisión de la consejera de Educación, Joana María Camps.

Más información
La polémica del trilingüismo tiene en vilo a 36.000 alumnos baleares
Baleares sustituye la inmersión en catalán por el trilingüismo en las escuelas
El conflicto lingüístico sacude Baleares
El PP recorta el peso oficial del catalán en Baleares
Baleares implanta la libre elección de lengua escolar a un tercio de los alumnos

Unos 100.000 alumnos de 320 centros y más de 12.000 profesores están llamados a esta convocatoria de la Asamblea de Docentes y los sindicatos tradicionales en la que se han fijado unos servicios mínimos en las plantillas de los centros de hasta un 30%. En Menorca e Ibiza, las asambleas de profesores rechazaron adherirse a la huelga, pero sí se sumarán a las concentraciones previstas para este lunes desde el mediodía hasta el atardecer ante las sedes del Gobierno balear.

Las asociaciones de padres y madres no se han sumado a la llamada a la huelga como sí hicieron en el curso anterior. Diferentes asociaciones de tono conservador y confesional han efectuado comunicados contra la medida y en defensa de los derechos de los alumnos.

Los docentes mantienen viva una dilatada protesta contra el TIL, después de las tres semanas de huelga (indefinida) que, en septiembre y octubre de 2013, llevó a la calle, en solidaridad, a un 10% de la población de las islas (1,1 millones) en una manifestación inédita. Desde el verano anterior y el inicio del curso pasado, en Baleares no ha cesado la marea de camisetas verdes contra los recortes en Educación y en especial por el conflicto abierto por la introducción del trilingüismo.

En Menorca e Ibiza, las asambleas de profesores rechazaron adherirse a la huelga, pero sí se sumarán a las concentraciones

El Gobierno balear y el Partido Popular se jactan de haber desarrollado su programa y haber cumplido su promesa electoral con normalidad. "Nadie puede estar en contra del aprendizaje del inglés o de la libre elección de lengua", asegura Miquel Vidal, secretario general del PP balear. Los sindicatos rechazan la bondad de la implantación del sistema que una buena parte de los claustros de los centros y los consejos escolares ha refutado.

Las nuevas movilizaciones de profesores y padres de alumnos se plantea "como un símbolo, un recordatorio a la sociedad de que el desencanto existe", según la transversal y autogestionaria Asamblea de Docentes que lidera la protesta y suscita tensiones en la dinámica de los sindicatos tradicionales, STEI (Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament de les Illes), UGT y Comisiones Obreras.

La pugna y la huelga quieren ser una respuesta de presión y de rechazo ante las decisiones del Gobierno de Baleares para aplicar el llamado TIL. Los tribunales dirimen las impugnaciones de los sindicatos de profesores a las normativas de desarrollo.

Nadie puede estar en contra del aprendizaje del inglés o de la libre elección de lengua Miquel Vidal, secretario general del PP balear

El Gobierno de José Ramón Bauzá aprobó directamente, por decreto, los nuevos proyectos lingüísticos para aplicar en centros educativos cuyos claustros de profesores refutaron el esquema gubernamental. Los críticos del TIL consideran que es un modelo impuesto, sin justificación pedagógica y con discutibles resultados entre el alumnado.

La consejera de Educación, Joana María Camps, asegura que se trata de salvaguardar los derechos de los alumnos y que los padres sepan qué programa educativo afrontan sus hijos. Camps explica que los datos que conoce sobre la aplicación de su modelo no implican un retroceso, que no empeoran los ya graves resultados del fracaso escolar en Baleares. La consejera indica que ha aumentado —según las notas globales— la compresión lingüística de los tres idiomas entre los alumnos de los tres cursos de enseñanza primaria donde se dieron clases en inglés, castellano y catalán, y se efectuaron exámenes.

Los partidos de la oposición, PSOE y Més, tildan la actuación del Gobierno balear de "nueva muestra de autoritarismo" y "golpe de estado" en Educación al imponer los proyectos TIL en los centros que los habían rechazado. Los socialistas suponen que el conflicto educativo continúa por la actitud "autoritaria y poco democrática" del PP.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS