Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nigeria aplaza el comienzo del curso escolar por el ébola

El Gobierno ordena que empiece el 13 de octubre, mes y medio después de lo previsto

El hospital de Lagos donde murió un paciente infectado de ébola.
El hospital de Lagos donde murió un paciente infectado de ébola. AP

El Gobierno de Nigeria ha ordenado aplazar a mediados de octubre el arranque del curso académico en los centros educativos de primaria y secundaria por el brote de ébola, según ha anunciado el ministro de Educación del país y recoge el periódico nigeriano The Punch en su edición digital y la cadena británica BBC.

El curso iba a comenzar el próximo lunes 1 de septiembre, pero el titular de Educación, Ibrahim Shekarau, ha informado de que las clases no se reanudarán hasta el próximo 13 de octubre, tal y como acordó ayer martes con representantes de los 36 estados que conforman Nigeria.

Shekarau ha advertido a los centros privados de que también deberán cumplir con esta directiva, al tiempo que ha ordenado la suspensión de todos los programas de verano que puedan tener abiertas las escuelas actualmente.

De cara al nuevo curso, además, cada colegio deberá designar "inmediatamente" a dos personas que recibirán formación contra el ébola y harán de enlace con el Ministerio de Sanidad en caso de posibles casos.

El ébola ha matado a cinco personas en Nigeria y a más de 1.400 en Guinea, Liberia y Sierra Leona. Dos infectados por el virus se encuentran en Europa para ser tratados: son un enfermero británico que reside en Sierra Leona, evacuado el pasado domingo e ingresado en el Royal Free Hospital de Londres, y un trabajador de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que también contrajo el virus en Sierra Leona y que ha sido trasladado este miércoles a la ciudad alemana de Hamburgo para recibir tratamiento.

El ébola se expande lentamente y de forma muy controlada en Nigeria. El país tiene 16 casos de un único foco y el jefe de su centro de control de enfermedades, Abdusalami Nasidi, ha dicho que el brote podría estar controlado en septiembre.  Un ciudano liberiano-estadounidense llevó el virus al país. Murió el pasado 25 de julio.