Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Santander dedicará 700 millones a proyectos universitarios en cuatro años

Unos 240 millones se quedarán en España y el 30% se destinará a becas en Iberoamérica

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, aprovechó este martes la III Cumbre Internacional de Rectores —promovida por su entidad— para anunciar que destinará 700 millones de euros a proyectos universitarios (estudios de grado, prácticas, investigación o doctorado) hasta 2018. Unos 240 millones se quedarán en España, un 35% más de dinero que en el presupuesto anterior. El 30% se destinará a proyectos con Iberoamérica. Botín ha avanzado que previsiblemente las 5.000 becas anuales de prácticas en pymes aumentarán.

Esta partida se repartirá en tres partes: 40% del dinero se gastará en 40.000 becas de acceso y movilidad nacional e internacional de estudiantes y docentes para fortalecer el Espacio Iberoamericano de Conocimiento; un 30% a fomentar la investigación y el emprendimiento en los campus; y otro 30% a proyectos académicos que modernicen e incorporen las nuevas tecnologías en los centros.

La comunidad universitaria iberoamericana, de 1.290 campus, con 16,8 millones de alumnos, es la destinataria de esta ayuda. “Hay que abrir la Universidad y responder a las nuevas exigencias y expectativas de los estudiantes y de la propia comunidad”, dijo Botín en el discurso de clausura. Pues la Universidad debe liderar la sociedad para “contribuir al desarrollo social, institucional, cultural y económico de los países”.

Los 700 millones son 100 más que los destinados en el último lustro. En la cumbre de Guadalajara, en 2010, el banco anunció que concedería 600 millones (al final fueron 594). Un total de 18.000 estudiantes y profesores están disfrutando de las becas de movilidad en Iberoamérica. En los próximos cuatro años serán 6.000 más.

Precisamente un sondeo de opinión de Universia entre alumnos, docentes, investigadores y personal de administración y servicio puntúa con un 8 sobre 10 la importancia de la movilidad. La cruz es que preocupa la fuga de cerebros a 7 de cada 10 encuestados.