La aplicación de la ‘ley Wert’ costará 2.164 millones hasta 2020

El cálculo de Educación supone un 69% menos de lo invertido en la norma anterior

El ministro José Ignacio Wert, en la Comisión de Educación en el Congreso.
El ministro José Ignacio Wert, en la Comisión de Educación en el Congreso.Claudio Álvarez

¿Cuánto cuesta llevar una ley a las aulas? La implantación y consolidación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), conocida como Ley Wert, alcanzará los 2.164 millones de euros hasta 2020. Ese es el último cálculo del Ministerio de Educación, que supone 800 millones más de la cifra prevista antes de la tramitación de la reforma educativa. El ministro, José Ignacio Wert, presentará el lunes esas cifras a las comunidades autónomas para debatir el fondo y la forma: si comparten sus criterios de cálculo, por un lado, y cómo están dispuestas a cofinanciarlo.

Más información
“Casi ningún sistema universitario garantiza la igualdad de oportunidades”
La Comunidad congelará las tasas universitarias el próximo curso
Algo se mueve en la Universidad
“Con las subidas de tasas hemos perdido más de 18 millones de euros”
La subida de tasas afecta a tres de cada cuatro estudiantes de ingeniería

Educación cifra en 964 millones el desembolso en la fase de implantación, prevista entre 2014 y 2017. Ese dinero saldrá principalmente del Fondo Social Europeo (614 millones). El Estado abonará los otros 350 millones. A partir de 2018, serán las comunidades autónomas las que destinen unos 400 millones anuales, según los cálculos ministeriales, con 1.200 millones hasta 2020.

La partida prevista para implantar y consolidar la LOMCE se ha incrementado en más de 800 millones de euros durante la tramitación de la ley. La memoria económica de la reforma detallaba un desembolso máximo de 1.335 millones, una cantidad que el Consejo de Estado estimó insuficiente. El organismo consultivo consideró “muy limitado” el gasto previsto para los cambios estructurales planteados, como la nueva Formación Profesional básica. Fuentes del ministerio explicaron ayer que la mayor parte de la subida se debe a los cambios en este nuevo ciclo de FP, que ha pasado de los dos cursos inicialmente pensados a tres. La aplicación, además, se hará en tres años en lugar de los dos previstos.

Con todo, la reforma del PP prevé una inversión sensiblemente menor a la de la Ley Orgánica de Educación (LOE), con un horizonte de implantación y consolidación de cinco años. La reforma educativa socialista reservaba 7.033 millones para la financiación. Es decir, que la ley Wert costará 4.869 millones menos (un 69%).

El ministro facilitó ayer algunos de estos datos en la Comisión de Educación del Congreso, en la que compareció por primera vez desde el pasado agosto. La reforma educativa se empezará a implantar a partir de septiembre en los tres cursos impares de educación primaria (1º, 3º y 5º) y para la nueva Formación Profesional básica.

La mayoría de los grupos de oposición criticaron las prisas para implantar la ley Wert. El diputado socialista Mario Bedera reprochó al ministro que “empiece a hablar de financiación a dos meses del inicio de curso, cuando ya está cerrada la escolarización”. Martì Barbera, de CiU, consideró que no va a dar tiempo a implantar la nueva FP básica y que se mantendrá “un remedo de los programas de Cualificación Profesional Inicial actuales”.

El ministro pide una reflexión sobre las diferencias de tasas

A mediados de 2012, el Ministerio de Educación, que encabeza José Ignacio Wert, aprobó un real decreto que supuso un cambio profundo en la forma de calcular las tasas universitarias que pagan los alumnos. En síntesis, estableció que los alumnos abonasen una horquilla del 15% al 25% del coste del curso académico en primera matrícula. Dos años después, las “enormes” diferencias de precios entre unas comunidades y otras llevó ayer al ministro a pedir una “reflexión”.

Wert comparó los precios aplicados en Galicia, que no subió las tasas tras la aprobación del decreto, con los de Cataluña, la comunidad que más los ha incrementado junto con Madrid. Una asignatura de cuatro créditos cuesta de media en Galicia 47,6 euros, frente a los 132 que supone en Cataluña, según los datos facilitados por el titular de Educación. El precio medio de un crédito en la Comunidad de Madrid se queda en 30,2 euros. Ello supone que una matrícula de un curso estándar (60 créditos) oscilaría entre los 714 euros de Galicia y los 1.980 de Cataluña, casi el triple.

Wert comentó algunos efectos de la subida de tasas universitarias tras la aprobación del decreto. El precio medio del crédito ha pasado en dos años de 15, 35 a 18,42 euros. Eso supone un 20% de coste en el precio medio de una matrícula, de 920 a 1.105 euros, casi 200 euros más. La subida no ha reducido el número de matrículas ni ha motivado un trasvase de alumnos entre las comunidades más costosas y aquellas más baratas, según datos de Educación.

El número de estudiantes ha pasado de 1.546.000 a 1.561.000 en dos cursos, una tendencia similar a la que refleja un estudio reciente de la Comisión Europea sobre las tasas universitarias.

P. Á., Madrid

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Pilar Álvarez

Es jefa de Última Hora de EL PAÍS. Ha sido la primera corresponsal de género del periódico. Está especializada en temas sociales y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en este diario. Antes trabajó en Efe, Cadena Ser, Onda Cero y el diario La Opinión. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS