Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 69% de EE UU apoya la cobertura obligatoria de anticonceptivos

Es el punto más polémico de la reforma sanitaria de Obama ya que grupos religiosos y aseguradoras están poniendo objeciones

Versión genérica de la píldora del día después
Versión genérica de la píldora del día después

La polémica sobre si la reforma sanitaria planteada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, debe cubrir o no los métodos anticonceptivos es algo que lleva sobre la mesa varios años en la nación. Mientras los más liberales opinan que debe ser obligatorio, grupos religiosos se niegan a ofrecer este servicio a las mujeres por “interferir con su fe”. La reforma sanitaria requiere que las empresas aseguradoras paguen los anticonceptivos como parte de los 10 beneficios esenciales, que también incluyen vacunas y pruebas de detección del cáncer, entre otros.

Esta medida entró en vigor el 1 de agosto de 2012, pero aun así, este es el punto más controvertido, ya que desde entonces grupos religiosos y algunas aseguradoras están poniendo objeciones a ofrecer este servicio, aunque no opina lo mismo la sociedad estadounidense.

Una nueva investigación, elaborada por la Universidad de Michigan y publicada ayer martes en Journal of the American Medical Association (JAMA, por sus siglas en inglés), concluye que siete de cada 10 estadounidenses creen “que debe ser obligatorio que las mujeres los obtengan bajo su seguro médico”.

Los hispanos, los negros, las mujeres y los padres con hijos menores de 18 años son los que están más de acuerdo con la cobertura de estos medicamentos para evitar los embarazos no deseados, añade el estudio. El informe se denomina: Attitudes About Mandated Coverage of Birth Control Medication and Other Health Benefits in a US National Sample (Actitud acerca de la cobertura obligatoria de anticonceptivos y beneficios de salud en EE UU, por su traducción en español).

“A pesar de existir una polémica nacional en este momento sobre los requisitos que debe cumplir la cobertura de los anticonceptivos en los seguros privados estadounidenses, nuestro estudio concluyó que casi el 70% del país apoya que ésta sea total y obligatoria”, explicó Michelle Moniz, autora principal del mismo.

La investigación mostró que la mayoría de los ciudadanos apoya que los seguros cubran también las mamografías, pruebas de detección de la diabetes, las de los niveles de colesterol, la salud mental y el dentista. Solo un 10% de los encuestados apoyó estos últimos servicios, pero rechazó la cobertura de anticonceptivos, continúa el texto. “La mayoría eran hombres, mayores de 60 años y que vivían sin hijos en el hogar”, añade. La muestra fue de más de 3.000 personas procedentes de 50 Estados más el Distrito de Columbia.

En este momento la cobertura de los anticonceptivos se encuentra en pleno debate en el Tribunal Supremo de EE UU, donde los nueve jueces que lo conforman deberán decidir sobre este asunto este próximo junio. El caso está en un proceso de apelación, propuesto por dos aseguradoras que afirman que pagar por algunos tipos de anticonceptivos va en contra de sus creencias religiosas.