Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grünenthal recurre la sentencia por las malformaciones de la talidomida

La empresa considera que los demandantes no han podido probar que fueron afectados

El fallo de noviembre condenaba a la farmacéutica a indemnizar a una veintena de personas

La farmacéutica Grünenthal, el laboratorio que patentó, fabricó y distribuyó la talidomida, ha presentado hoy recurso de apelación contra la sentencia que el mes pasado condenó a la empresa a indemnizar a una veintena de afectados españoles. Grünenthal considera que los demandantes no han podido aportar las pruebas que justifican sus reclamaciones y que, pasado más de medio siglo, "un juicio válido resulta imposible", es decir, que los hechos estarían prescritos.

En octubre pasado se celebró el primer juicio en España por el caso de la talidomida, un fármaco patentado en 1955 por Grünenthal en Alemania como un tranquilizante, pero que era administrado también como calmante de las náuseas del embarazo. Una serie de nacimientos de bebés con graves malformaciones, sobre todo acortamiento o falta de extremidades, destapó que el fármaco no era seguro. Unos 3.000 de aquellos niños nacieron en España y unos 300 siguen vivos, según la Asociación de Víctimas de la Talidomida de España (Avite), que llevó a juicio a Grünenthal. En el proceso, 186 afectados pidieron 204 millones al laboratorio, a razón de 20.000 euros por punto de discapacidad.

La sentencia estimó la “actuación culposa” de la farmacéutica por no haber tomado las medidas necesarias para comprobar la seguridad del producto. Sin embargo, la juez limitó a una veintena las 186 indemnizaciones solicitadas. Los afectados iban a cobrar, según la entidad, entre 660.000 y 1.980.000 euros, en función del grado de discapacidad reconocido. El juzgado de Primera Instancia número 90 de Madrid concedió el derecho de indemnización solo a quienes fueron reconocidos como víctimas del medicamento por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2010 mediante un real decreto que fijó una serie de ayudas económicas, y a quienes puedan acogerse a esta medida en el futuro.

El fallo excluyó a aquellos que reciban fondos de la fundación Contergan, una entidad que el laboratorio alemán puso en marcha para canalizar las ayudas que acordó con los afectados alemanes en 1970. Precisamente Grünenthal ha asegurado hoy en un comunicado que los afectados pueden acudir a esta fundación para optar a "importantes ayudas económicas".

El abogado de la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (AVITE), Ignacio Martínez, ha anunciado que van a solicitar la ejecución provisional de la sentencia. En declaraciones a Europa Press, Martínez ha tachado de "ofensiva" la decisión de la farmacéutica de apelar la sentencia, al considerar que AVITE no ha proporcionado las pruebas "imprescindibles" para justificar sus reclamaciones y a que hay "otras alternativas" para los afectados que les permitan recibir ayuda económica.