Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer muere en China por un nuevo virus de la gripe aviar

Los expertos creen que el riesgo de que la enfermedad se transmita entre humanos es bajo

Es la segunda nueva cepa que surge en China este año

China es un caldo de cultivo de los virus de origen animal. Una mujer de 73 años ha fallecido a causa de una nueva cepa de la gripe aviar, según ha informado hoy la agencia oficial Xinhua, aunque los expertos creen que el riesgo de que la enfermedad se transmita entre humanos es bajo. La noticia ha sido confirmada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Centro de Prevención y Control de Enfermedades de China ha verificado que una mujer en la ciudad de Nanchang (capital de la provincia sureña de Jiangxi) fue infectada por el virus H10N8, una cepa que no había sido encontrada hasta ahora en personas, según ha asegurado el Gobierno provincial. Se trata de la segunda nueva cepa que surge en China este año. A finales de marzo, fue detectado el virus de la gripe aviar H7N9, que ha infectado al menos a 139 personas y matado a 45 en China, Taiwán y Hong Kong; la mayor parte de ellas, en China continental. Las muertes han descendido de forma importante desde junio. El brote fue controlado por las autoridades con el cierre de muchos mercados en los que se venden animales vivos.

La mujer en Nanchang fue ingresada en el hospital el 30 de noviembre con una neumonía grave, y el 6 de diciembre falleció a causa de un fallo respiratorio. Había estado en un mercado antes de caer enferma. Padecía problemas de hipertensión, cardíacos y otros, que habían debilitado su inmunidad, según el departamento de Salud de Jiangxi. También asegura que la gente que estuvo con ella no ha mostrado síntomas de enfermedad hasta ahora.

Funcionarios sanitarios locales citan expertos sin identificar que afirman que las primeras investigaciones sugieren que la muerte ha sido un caso aislado y el riesgo de que el virus se propague entre humanos es bajo.

La OMS ha advertido, sin embargo, que la noticia es "preocupante". Timothy O'Leary, portavoz en la oficina regional en Manila, asegura que, aunque se desconoce la fuente del virus, se sabe que las aves lo llevan y no sería de extrañar que se detectasen más personas infectadas. "Es preocupante siempre que una enfermedad salta la barrera de las especies de animales a humanos. Dicho esto, el caso está bajo investigación (de las autoridades chinas) y no hay evidencia de transmisión humano a humano todavía", ha dicho a la agencia Associated Press. O'Leary afirma que están trabajando con las autoridades chinas para comprender mejor la nueva cepa.

Los científicos informaron en agosto pasado del primer contagio probable entre personas del H7N9, pero dijeron que no había que sentir pánico porque la transmisibilidad del virus es "limitada y no sostenible".

Los expertos están muy atentos a cualquier caso de infección de humanos con virus de gripe aviar. En el punto de mira está en particular el H5N1, que ha matado a 384 personas en todo el mundo desde 2003. El virus no se coge con facilidad, y la mayoría de las infecciones en personas han sido conectadas a contactos con aves infectadas. Pero los científicos temen que pueda mutar y se transmita con rapidez entre la gente y cause potencialmente una pandemia.