Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un candidato innovador a vacuna terapéutica contra el VIH

La Unión Europea financia un proyecto liderado desde Barcelona para obtener una alternativa al tratamiento antirretroviral

Un grupo de científicos liderado por el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (Idibaps) ha conseguido financiación de la Unión Europea para desarrollar una vacuna terapéutica contra el VIH que pueda suplantar a la terapia antirretroviral y controlar de forma indefinida la replicación del virus. El proyecto prevé desarrollar un candidato viable y llevarlo a las primeras fases de ensayos clínicos –la fase I y II- de aquí hasta 2017, para lo cual los investigadores han obtenido seis millones de euros.

El candidato a vacuna será una mejora de otra desarrollada por el Idibaps basada en la inyección del virus, previamente inactivado por calor, en células dendríticas de la persona infectada. Luego, estas células se reincorporaban al cuerpo del paciente con el objetivo de lograr una respuesta del sistema inmunitario. Los resultados obtenidos y presentados en enero supusieron un respaldo científico muy relevante a la búsqueda de una vacuna terapéutica —que permita una curación funcional del paciente una vez infectado, en lugar de para prevenir la infección—, pero no satisficieron del todo a los investigadores, aunque la vacuna mostró una reducción de más de tres veces de la carga viral en el 95% de los casos.

“Los antirretrovirales funcionan tan bien, que cualquier alternativa tiene que ser casi perfecta”, ha explicado Josep Maria Gatell, jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona. Por ello, los científicos se propusieron mejorar el candidato y han logrado una vacuna que, en caso de resultar efectiva, “será más barata y fácil de fabricar”, ha explicado Felipe García, coordinador del proyecto. El nuevo candidato añade varias mejoras. “En lugar del virus del paciente, utilizamos un producto sintético”, ha explicado Gatell. Se trata del HIVACAT-Tcell, compuesto de antígenos del VIH diseñados por Christian Brander, investigador del HIVACAT —impulsado por el IrsiCaixa, Idibaps y Clínic con el apoyo de la Generalitat, la Obra Social de La Caixa y Laboratorios Esteve—, a partir de datos de cohortes internacionales. A este le añadirán un adyuvante (de nombre Trimix) diseñado por una empresa asociada a la Vrije Universiteit de Bruselas para activar y estimular a las células dendríticas.

El nuevo candidato es capaz de dirigirse a las células dendríticas dentro del cuerpo del paciente, sin dar lugar de extraerlas e inyectar el virus en el laboratorio. “La vacuna se presenta en forma de ARNm (ácido ribonucleico mensajero), que es lo que se inyecta al paciente con el objetivo de que las células dendríticas se lo coman y pongan en marcha una reacción de defensa inmunitaria”, ha explicado Gatell. Se trata de un acercamiento “innovador”, según los investigadores, puesto que es la primera vez que se utiliza el ARNm en una vacuna terapéutica.

En el proyecto participan dos instituciones científicas de Barcelona —IrsiCaixa e Idibaps—, dos empresas encargadas de acelerar el proceso y realizar los trámites con al Ministerio de Sanidad y la Comisión Europea —Synapse y Asphalion—, dos institutos belgas —Instituut voor Tropische Geneeskunde (ITM) y la VUB—, la empresa del mismo país eTheRNA y el holandés Erasmus Universitair Medisch Centrum Rotterdam (EMC).

Está previsto que durante 2014 se lleven a cabo los estudios toxicológicos y que en 2015 se desarrolle la fase I, con unas 35 personas, para comprobar el perfil de seguridad de la vacuna, mientras que en 2016 y 2017 se llevará a cabo la fase II en unas 70 personas reclutadas en los tres países europeos para comprobar la eficacia del producto.

El objetivo es que los pacientes mantengan su carga viral indetectable y que puedan abandonar el tratamiento antirretroviral. En la actualidad hay alrededor de una quincena de ensayos en todo el mundo para hallar una vacuna terapéutica, pero ninguno ha alcanzado las fases más avanzadas. Esta vacuna es una de las cinco estrategias que desarrolla el Hivacat (otros dos para obtener una vacuna terapéutica y el resto para una vacuna preventiva).

Más información