Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unidos contra las perforaciones

La contestación social a los sondeos de la petrolera es grande

En Arrecife, la capital de Lanzarote, pocos afirman estar a favor de los sondeos de Repsol en busca de petróleo frente a sus costas y las de Fuerteventura. El “no” de la amplia mayoría al ser preguntada por su postura en el asunto es automático. Instituciones, ecologistas y movimientos ciudadanos rechazan el proyecto. Muchos de ellos se han unido en la comisión insular, que agrupa a colectivos que defienden la transición a otro modelo energético. Porque opinan que el impacto ambiental sería terrible —en las islas hay unas 5.700 especies marinas—. Porque consideran que el turismo del que viven —supone el 29,6% del PIB— se vería seriamente resentido incluso sin que se produzca un vertido. Porque el agua que consumen procede del mar. O porque creen que el beneficio económico sería para una empresa privada, no para el archipiélago. Hay, sin embargo, una diferencia entre los integrantes de los grupos sociales y los transeúntes: los primeros confían en que la compañía petrolera se echará atrás y los segundos se muestran desesperanzados. No obstante, una idea se repite: El pueblo canario se ha unido para mostrar su rechazo como nunca antes lo había hecho. Y eso es histórico.

El real decreto por el que se autorizó a Repsol a iniciar los trámites para las prospecciones petrolíferas ha sido recurrido ante el Supremo por siete instituciones, entre las que se encuentran el Ejecutivo autónomo —gobernado por Coalición Canaria (CC) y PSOE— y los cabildos de Lanzarote (CC) y de Fuerteventura (CC). El tribunal ya tumbó en 2004 el anterior intento de la compañía. Pero ahora el ritmo parece haberse acelerado y en la calle muchos canarios temen una fecha: mayo de 2014. El presidente de Repsol ha anunciado que tiene previsto iniciar los sondeos en ese momento si recibe el visto bueno del Gobierno central. Ezequiel Navío coordina la campaña del cabildo de Lanzarote contra las prospecciones: “Desde aquí parten casi todas los proyectos oficiales del archipiélago”. Desde la que han llamado oficina de acción global, Navío orienta su acción al mundo. “La campaña es internacional”, afirma. La última iniciativa, www.savecanarias.org, ha superado las 35.000 firmas. Pero hay en marcha muchas más.

Industria minimiza la contestación social al proyecto de la petrolera

Enrique Hernández Bento, subsecretario del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, minimiza la contestación social al proyecto. “Hubo una gran manifestación en marzo de 2012, pero el resto de las concentraciones han tenido poco seguimiento”, indica. Insiste en que si los sondeos se realizan serán seguros: “El informe de impacto ambiental de Repsol tiene que pasar el filtro de Medio Ambiente. Si no lo pasa, no se harán”. El subsecretario señala que, de hallarse petróleo, España podría ahorrar casi un 10% de lo que anualmente gasta en este combustible. El Gobierno no es el único que defiende las prospecciones. La Confederación Canaria de Empresarios —patronal de la provincia de Las Palmas— también las apoya. Pero la división empresarial cada vez es mayor. Las patronales de Fuerteventura y los extrahoteleros de Las Palmas lo rechazan.

Con información de T. Santana.