Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La negociación del Estatuto Docente arranca con el proyecto de 2007

El Ministerio de Educación no presenta una propuesta y se basa en el intento consensuado y fallido de los socialistas en su primera legislatura

El proyecto de Estatuto del Docente previsto en 2007 —que no llegó a aprobarse— servirá de punto de partida para elaborar el texto que fije por fin la carrera profesional de los profesores de colegios e institutos públicos. Ese ha sido el acuerdo al que esta mañana han llegado el Ministerio de Educación y los sindicatos. La reunión, por otra parte, ha sabido a poco a los convocados porque no se ha puesto encima de la mesa una apuesta nueva.

Durante las legislaturas socialistas hubo dos intentos frustrados de elaborar el estatuto. En la primera, Comisiones Obreras (CC OO) se enrocó en dar 60 euros lineales a todos los profesores —“todos van a tener que aplicar los cambios de la nueva ley”, explicó en su momento a este periódico José Campos, por entonces secretario general de Comisiones— y las negociaciones fallaron. En el segundo intento, bajo al mandato de Ángel Gabilondo, Hacienda informó de que no había dinero.

Según el proyecto de 2007, que fue consensuado en sus líneas básicas, los profesores podrían escalar puestos a través de la forma la clásica de los sexenios (una mejora cada seis años de ejercicio), o sometiendo a evaluaciones voluntarias de su trabajo cada tres años (tenían que acreditar su esfuerzo sin hacer ningún examen). Además, Educación aceptó una prórroga indefinida para la jubilación anticipada a los 60 años y la convocatoria de pruebas extraordinarias para pasar de profesor de primaria a secundaria (escalas distintas con distintas retribuciones).

“La reunión me ha parecido una burla. No se ha adelantado nada en seis meses. El estatuto de 2007 puede ser el kilómetro 0 y terminar a muchísimos kilómetros”, cuenta escéptico Francisco García, secretario general de la Federación de Enseñanza de CC OO. “De todos modos Comisiones no va a firmar nada que valide los recortes salariales y en ratio de alumnos profesor”. Anpe también ha pedido que el estatuto no tenga un punto de partida inferior al marco de los derechos laborales adquiridos por los docentes en las últimas décadas.

García incluso, observa una “maniobra” para simular un acercamiento de posiciones que desmovilice a los dispuestos a participar en la marcha hacia Madrid del próximo sábado. Ya consideraron “una cortina de humo para tapar la huelga de la enseñanza del 9 de mayo" la reunión del 16 de abril, en la que estuvo presente el ministro José Ignacio Wert.

También expresan su frustración en FETE-UGT. “El documento de partida es un compendio de análisis jurídicos, de apartados de la LOE, del EBEP y de la legislación vigente”, señalan en un comunicado. “No aparece ninguna propuesta sobre los temas para los que el profesorado reclama solución, como la carrera profesional (adquisición de grados, complementos retributivos,..), ingreso a la función pública docente (peso de la oposición y de la fase de concurso, peso de las prácticas en la nota final,…) y la necesidad del mantenimiento de la jubilación voluntaria anticipada”.