Bruselas insta a los consumidores españoles a exigir créditos transparentes

El comisario europeo de Consumo, Neven Mimica, presenta en Madrid una campaña para reforzar los derechos de los ciudadanos frente a la banca

Un reciente sondeo encargado por la UE revela que el 30% de los españoles entre 18 y 35 años ha pedido un crédito al consumo en los dos últimos años. Pero un 70% no estaba seguro de haber elegido el producto adecuado y un 80% no se sentía protegido. Con estos resultados en la mano, la Comisión Europea llegó a la conclusión de que los consumidores españoles se sienten muy vulnerables a la hora de realizar compras a crédito (con tarjetas, préstamos bancarios o pagos a plazos en establecimientos), especialmente en este momento de crisis, en el que las condiciones se han endurecido y se hacen cada vez más difíciles de entender. De hecho, el sector financiero fue el que recibió el mayor número de reclamaciones en 2011 y el segundo en 2012, según los balances del Consejo de Consumidores y Usuarios.

El comisario europeo de Consumo, Neven Mimica, ha presentado esta mañana en Madrid una campaña financiada por su departamento para informar a los ciudadanos de sus derechos a la hora de contratar este tipo de créditos. “La directiva europea de 2008 garantiza la protección de los consumidores ante las financieras, pero el hecho de que los derechos estén escritos en un papel no garantiza que se estén cumpliendo en la práctica, como demuestran los resultados de nuestro sondeo. Por eso hacemos esta campaña”, ha explicado Mimica.

La campaña, con el lema ¿Necesitas un crédito? No te limites a firmar, resalta cinco derechos clave que los consumidores deben tener en cuenta antes de contratar un crédito: el derecho a una publicidad transparente, a exigir información comparable antes de firmar un contrato, a recibir una información clara en el contrato, a cambiar de opinión en un plazo de 14 días sin necesidad de dar explicaciones y al reembolso anticipado. “De esta manera el ciudadano está protegido contra la letra pequeña y contra la publicidad agresiva, al permitir reflexionar durante dos semanas sobre el contrato que ha firmado”, ha explicado la ministra Ana Mato, que ha acompañado a Mimica en la presentación.

La campaña, que cuenta con un presupuesto de un millón de euros, se desarrolla en cuatro países de la UE: España, Irlanda, Malta y Chipre. “Se ha elegido estos Estados porque, pese a que han traspuesto correctamente hace tiempo la directiva, los consumidores no conocen sus derechos”, según Mimica. En concreto, en España está en vigor desde 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50