Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brasil, a la vanguardia en el tratamiento contra el sida

La sanidad pública brasileña atenderá de forma gratuita a los enfermos de sida y aplicará en pacientes un tratamiento precoz para evitar contagios a terceros

Edificio de la fundación Fiocruz contra el SIDA
Edificio de la fundación Fiocruz contra el SIDA

La sanidad pública brasileña atenderá de forma gratuita a los enfermos de sida y aplicará en pacientes un tratamiento precoz para evitar contagios a terceros. Con ello, 100.000 enfermos más podrán ser asistidos antes de finales de año. Actualmente son ya 313.000 los enfermos asistidos por la Seguridad Social.

“La nueva estrategia nos coloca a la vanguardia del combate al sida”, ha afirmado el ministro de Sanidad, Alexandre Padilha. Una política semejante la llevan a cabo tan solo los Gobiernos de Francia y Estados Unidos. La sustancia combina el llamado “tres en uno", compuesto por tenofovir, lamivudina y efavirenz, una mezcla que todavía espera el certificado de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria ( Anvisa). Apenas sea liberado será aplicado a los pacientes al inicio del tratamiento.

La medida tiene un carácter de salud pública ya que al tomar el antirretroviral los niveles del virus en el organismo se reducen de forma significativa dificultando la contaminación de un tercero en el caso de relación sexual con preservativo. El tratamiento precoz que el Gobierno de Brasil tiene también el objetivo de ampliar la protección del paciente de sida.

María Clara Gianna, coordinadora del Programa de enfermedades sexualmente transmisibles del Estado de São Paulo, reconoce que el proyecto “no impide la transmisión”, sin embargo la “reduce” considerablemente por lo que puede ser considerado como un avance. El Gobierno aún no sabe cual podrá ser el impacto económico de dicho proyecto. Por el momento del presupuesto de 600 millones de dólares reservado a combatir el sida, 330 millones de dólares se destinan a medicinas.

Brasil ha sido siempre a la vanguardia en la cura del sida. Durante el Gobierno del esxpresidente Fernando Henrique Cardoso, su ministro de Sanidad, José Serra llegó a quebrar varias patentes médicas para ofrecer gratuitamente a los enfermos de sida un cóctel de medicinas. Ello le valió un premio de la Organización Mundial de la Salud (OMS).