Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La resaca de la marea verde contamina la vida política de Baleares

Las negociaciones encalladas porque los docentes no se sentaron a la mesa con Educación

Bauzá desde Bruselas se explaya contra la posible desobediencia de profesores

El diputado del Parlamento de Baleares, Biel Barceló, líder de la minoría econacionalista Més, clamó hoy desde su escaño “!Dictadores!”, señalando a la bancada de la mayoría gubernamental del PP. Las descalificaciones y las broncas fueron cruzadas entre las dos alas de la cámara. Barceló reprochó al Gobierno de José Ramón Bauzá “su actitud intimidatoria, caciquil e inutilidad para resolver el conflicto” de la huelga de profesores, ahora en suspenso. El político nacionalista explicó que en el colegio donde estudia su hijo, por orden de Educación, se pasó lista, en las aulas, de los alumnos que no iban al clase durante las quince jornadas de bloqueo de la actividad académica.

“Listas ni blancas ni negras”, replicó la consejera de Educación, Joana Maria Camps, del PP, aludida directamente por Barceló. Éste y el PSOE reclamaron la dimisión de la responsable del sistema educativo, por enésima vez. Con pancartas, gritos y gestos. Camps afirmó que hace 40 años los docentes deben relacionar quien asiste a las clases.

La izquierda y los nacionalistas, según la consejera Camps, “se inventan una mentira y después montan una historia” irreal. Los parlamentarios Cristina Rita y Vicenç Thomàs, del PSOE, acusaron de “autoritario” al Gobierno balear porque “amenazó” a profesores, padres y alumnos. Los socialistas homenajearon a los docentes por su responsabilidad. Antoni Alorda, de Més, redundó en los elogios a los huelguistas y en los ataques a la mayoría.

La tensión, los reproches y las descalificaciones políticas y personales dominaron hoy buena parte de las intervenciones del pleno del Parlamento de Baleares. Es la resaca de la marea verde de la huelga de docentes. En esta ocasión, la habitual manifestación de profesores y padres, que ha variado entre  dos y 4.000 personas, estuvo ausente de la puerta de la Cámara. La actividad académica se retomó y se mantiene "la tregua".

El Gobierno de Bauzá considera que la mayoría de ciudadanos apoya su política de implantación inmediata del trilinguismo, inglés/castellano/catalán, y atribuye a la izquierda y a los nacionalistas la intención de “crispar, crispar y crispar para erosionar” al Ejecutivo, según la consejera Camps.

El Gabinete Bauzá rebotó la acusación de la oposición de haber cometido “fraude electoral” por aplicar una política en Educación no precisada en su programa electoral de 2011. El PP señaló que el fraude es la deuda e impagos del anterior Gabinete del Pacto PSOE-PSM-UM que "llevó a la quiebra a muchas empresas -“con lágrimas”, dijo el consejero de Hacienda José Vicente Marí-, que dejó “a muchos trabajadores en la calle”. La consejera Camps tendió la mano a los docentes en el Parlamento: "Estamos todos preocupados, nadie está alegre, por eso estamos dispuestos a hacer las horas que haga falta, pero para solucionar debe haber respuesta de las dos partes".

La huelga indefinida está suspendida. Las clases se imparten con normalidad. Los inspectores de Educación se comunican con las direcciones de los 400 centros de Baleares para recordar a los responsables que han de aplicar el trilingüismo, en un curso de infantil y tres de primaria, mientras que en secundaria será voluntario en el primer curso.

La Asamblea de Docentes y los sindicatos STEI, CC OO, que llamaron al paro desde el 16 de septiembre hasta el 5 de octubre, solicitan que la introducción del inglés no se imponga. Pretenden que en cada centro los consejos escolares (docentes, padres, delegados municipales) determinen el programa lingüístico y educativo a aplicar. El Gobierno rechaza esta pretensión y la solicitud de retirada de la ley de símbolos -que multará con 10.000 euros la exhibición de banderas cuatribarradas- y la anulación de las sanciones a tres directores de institutos de Menorca que objetaron al trilinguismo

Las negociaciones docentes huelguistas-Gobierno están encalladas. El comité de huelga no se sentó hoy a la mesa con Educación. La consejería presentó a los delegados sindicales un calendario de encuentros, dos por semana, hasta el 29 de octubre. Los docentes consideraron “cínico” que se señalara como jornada de negociación el 24 de octubre, día en el que está convocada la huelga general de la Enseñanza en España, contra la nueva ley de Educación.

Desde Bruselas, el presidente Bauzá subrayó la advertencia de mano dura ante el anuncio de boicoteo al trilinguismo desde las plantillas de educadores en sus centros. "Cualquier Gobierno ejecuta o inicia sanciones contra cualquier empleado público que no ejerce y no actúa conforme a la ley", afirmó el líder del PP.

"No se puede premiar al que hace las cosas mal. Por lo tanto, cualquier Gobierno, ante una falta de ejecución de la ley, por voluntad propia, pues tiene que actuar precisamente para que todos los ciudadanos seamos igual ante la ley”, subrayó el presidente balear y líder del PP. "Cualquier Gobierno toma decisiones sancionadoras en función de si los empleados públicos no acatan la ley. Es una cuestión de legislación, de legitimidad y de hacer las cosas bien".