Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baleares admite que no se siguió bien al senegalés que murió de tuberculosis

El consejero afirma que en el hospital no tenían datos como el teléfono o el domicilio

La oposición y Médicos del Mundo interpretan que con una tarjeta sanitaria esto se hubiera evitado

Alpha Pam.
Alpha Pam.

Una respuesta del consejero de Salud de Baleares, Martí Sansaloni, al grupo parlamentario Més ha vuelto a poner sobre la mesa los riesgos de dejar a parte de la población (concretamente, a los inmigrantes en situación irregular) sin tarjeta sanitaria. La diputada de Més Fina Santiago preguntó por el caso de Alpha Pam, el senegalés muerto de tuberculosis el 24 de abril. El consejero, en su respuesta, indica que uno de los problemas para su atención fue que “en ningún momento” el servicio dispuso de ninguna información que hiciera referencia al domicilio o a su teléfono de contacto. Con ello quería decir que no se le puso hacer el seguimiento correspondiente a una persona con una enfermedad considerada un riesgo para la salud pública, por lo que debía ser atendido.

La respuesta no se ha hecho esperar. Para Santiago esto supone "un reconocimiento claro" de que el servicio

de Epidemiología "no conocía la situación de esta persona”. Esto “refuerza nuestra tesis de que no disponer de tarjeta sanitaria te deja al margen de la sanidad o puede matar". "Si la hubiera tenido, el servicio hubiera podido tener acceso a sus datos", ha señalado la parlamentaria de Més, quien ha insistido en la necesidad de que los inmigrantes en situación irregular puedan volver a disponer de tarjeta sanitaria.

La historia de Alpha Pam es un ejemplo del problema en de la atención para estas personas. El joven acudió dos veces al hospital sin que le atendieran, y luego faltó también a algunas de las revisiones, entre otras cosas porque le hicieron firmar un compromiso de pago, según sus amigos.

La declaración del consejero “supone un espaldarazo a las tesis de la organización, que ha mantenido desde el principio que la retirada de la tarjeta y la reforma sanitaria fueron causas necesarias de la muerte del joven senegalés”, ha dicho Médicos del Mundo.

Las autoridades sanitarias, por tanto, admiten, “seis meses después de la tragedia, que el ciudadano senegalés, residente en el municipio de Can Picafort (Santa Margalida, Mallorca), desapareció del sistema sanitario público y escapó a su capacidad de seguimiento por no tener tarjeta sanitaria, como ocurre con otras 800.000 personas en España”. “En Baleares, se les ha retirado a más de 20.000 personas el derecho a la asistencia sanitaria normalizada por el simple hecho de estar en situación administrativa irregular, como si esto impidiese que enfermasen”, ha dicho Celsa Andrés, presidenta de Médicos del Mundo Baleares.