La huelga educativa en Baleares paraliza la enseñanza pública

La acción de protesta contra la reforma del PP ha movilizado al 90 % de docentes, según sus organizadores

Una imagen de la huelga en Palma de Mallorca.
Una imagen de la huelga en Palma de Mallorca.M. T. Díez (Efe)

La huelga indefinida de los profesores de las redes de la escuela pública y de la concertada de Baleares ha culminado hoy su primera jornada con la práctica paralización de la vida escolar habitual en la enseñanza estatal, y una incidencia escasa, mucho menor, en la privada. La acción de protesta ha movilizado al 90% de docentes, según sus organizadores, todos los sindicatos del arco laboral. A su vez, la Consejería de Educación ha minimizado el paro y ha situado en un 22% los huelguistas entre 14.500 profesores de ambas redes. Se trata de una protesta contra los recortes y el cambio acelerado de modelo educativo hacia el trilingüismo, en detrimento del peso del catalán en las aulas. Muchos padres se han adherido a la causa. Unas 5.000 personas se han concentrado ante las sedes del Gobierno en cada isla.

El Gobierno de Baleares, del PP, aludido directamente por la presión laboral y social del llamado 16-S y de la marea verde en defensa de la escuela pública, ha asegurado que la “incidencia ha sido baja” y que ha reinado “la normalidad” en las escuelas. No cambiará su postura y no negociará si diluye su política educativa. El PP ha reivindicado la legitimidad nacida de las urnas de 2011 y ha afirmado, otra vez, que "el 40% de fracaso escolar" se debe a la política del pasado y la inmersión en catalán. La derecha ha gobernado dos décadas desde 1983 y ocho años los socialistas con nacionalistas e izquierdistas y verdes.

Los sindicatos STEI, CC OO, UGT, el afín al PP, ANPE, más los asambleístas alternativos, eufóricos ante su propuesta de huelga sin calendario, han hablado de respuesta "contundente al Gobierno". Las autoridades regionales han reconocido un 27,1% de ausencias entre docentes de institutos y colegios públicos y han situado en un 8,6% el seguimiento en centros subvencionados. El director general de Educación, Tomeu Isern, ha dicho que la estadística ha sido elaborada, informáticamente, en base a los datos aportados por los secretarios de cada centro y ha resaltado que los docentes que no trabajan tienen “descuento en nómina”. Son más de 100 euros al día de media. "No defendemos nuestro salario, nos lo jugamos por la escuela pública de calidad", ha reseñado Mateu, profesor de primaria.

Un recorrido por diferentes centros de primaria y secundaria de Mallorca evidenció que el 90% del profesorado estaba en huelga. El porcentaje asignado a servicios mínimos era de hasta el 25% de cada plantilla. Así se observó en Manacor, Felanitx, Llucmajor, la periferia de Palma o Inca. En Menorca, por ejemplo, de 211 profesores han parado 198, mientras que en Ibiza la incidencia ha sido semejante a Mallorca. En Formentera, el Gobierno ha reconocido el 45% mientras que los sindicatos han indicado que el paro era general.

La protesta en Menorca se incendió por un artículo de un diputado del PP, Antoni Camps, economista miembro de la Comisión de Educación que afirmó sobre los huelguistas:"Sabremos, con nombres y apellidos, quiénes están preocupados por el futuro de nuestros hijos, y quiénes, por el contrario, juegan con los alumnos para conseguir objetivos políticos". Más padres y profesores que nunca se enfundaron la camiseta verde.

Las aulas estaban vacías u ocupadas en clases de tutela. En las entradas de los centros los profesores informaban a los padres, así como en asambleas nocturnas. El presidente balear y líder del PP José Ramón Bauzá, abanderado de la causa del Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL), motor de su reforma liberal conservadora, excitó a los sindicatos con unas declaraciones en El Mundo: "No hay marcha atrás en el trilingüismo por muchas huelgas que haya”. Bauzá, presidente neófito, con dos años y tres meses en el cargo, afronta la primera gran protesta. En la radio oficial Ib3 replicó la acusaciones que recibe así: "¿Es antidemocrático querer que los niños aprendan inglés?".

Otro detonante de la protesta, según han asegurado un director y un jefe de estudios de secundaria de dos centros de Baleares, ha sido el decreto de ley urgente dictado, en dos horas, por el Gobierno Bauzá para driblar al Tribunal Superior de Justicia de Baleares y esquivar los efectos jurídicos del auto de suspensión del calendario del TIL. Jueces para la Democracia ha dicho que “resulta criticable la forma” de “burlar una resolución judicial”, lo que supone “una falta de respeto institucional y una reacción inaceptable””.

Este martes la huelga sigue convocada, aunque posiblemente el seguimiento en los centros baje dada la sanción económica de los profesionales en paro. En el Parlamento, en Palma, la izquierda abordará la cuestión en preguntas al Gobierno. Los profesores se concentrarán ante la cámara.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS