Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consumo de marihuana aumenta en EE UU

El uso de otras drogas ilegales se mantiene o disminuye, según el Departamento de Salud

Fumadores de cannabis defienden el uso libre de esta droga.
Fumadores de cannabis defienden el uso libre de esta droga.

El número de consumidores de marihuana en Estados Unidos sigue en aumento, mientras que el uso de otras drogas ilegales se mantiene o disminuye, según concluye el Estudio sobre el abuso de sustancias ilegales y salud 2012, publicado este miércoles por el Departamento de Salud.

Los resultados indican que un 7,3% de ciudadanos de 12 años o más tomó marihuana de forma frecuente el año pasado; un incremento que se lleva produciendo de forma paulatina los últimos cinco años. Este porcentaje en 2007 era de un 5,8%.

En total, 24 millones de estadounidenses, más de un 9% de la población, consumió drogas ilícitas en 2012. Las sustancias a estudio son: marihuana, cocaína, heroína, alucinógenos e inhaladores. En el informe también se incluye el consumo de medicamentos consumidos sin receta, como son los analgésicos, tranquilizantes y sedantes. Este informe es el más importante realizado en la nación para el conocimiento del consumo de drogas ilícitas, alcohol y tabaco y, en esta ocasión, ha contado con una muestra de 67.500 ciudadanos.

En él se llama la atención sobre el consumo de heroína, que se ha duplicado en los últimos cinco años. Si en 2007 había 373.000 consumidores, eran 669.000 los que la habían consumido por lo menos una vez en 2012. Por el contrario, el consumo de cocaína y analgésicos recetados ha disminuido. Mientras que el uso de metanfetamina y alucinógenos se ha mantenido.

"El estudio concluye que, aunque hemos hecho progresos para disminuir el consumo de drogas ilícitas, tenemos que duplicar nuestros esfuerzos para erradicarlo en toda la nación", según ha explicado la administradora del Departamento de Abuso de Drogas y Salud Mental, Pamela Hyde, durante la presentación del informe. "Las estadísticas hablan de gente real enfrentándose a consecuencias devastadoras por consumir drogas ilegales como son la adicción y el abuso", añadió esta experta en el USA Today.

Estos resultados llegan una semana después de que el Gobierno Federal -por cargo del fiscal general, Eric Holder- anunciara que no iba a demandar a los Estados de Washington y Colorado por permitir el uso de marihuana recreativa. Aunque Holder añadió que la Administración no aplicaría medidas, siempre y cuando estos Estados mantuvieran la sustancia ilegal fuera del alcance de menores y aplicaran medidas de regulación y suministro. Hasta este anuncio, los consumidores en estos Estados también estaban expuestos a una persecución y denuncia por parte del Gobierno Federal como en los que no está permitido el uso recreativo.

El pasado noviembre, Colorado y Washington se convirtieron en los dos primeros Estados en permitir el consumo de marihuana para uso recreativo; pero existen otros 20 que permiten el uso medicinal, cuando la droga es recetada para los enfermos terminales o para aquellos que padecen patologías muy dolorosas, entre otras razones.