Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Precausión’, libros con errores en México

Las clases arrancan con libros que contienen 117 faltas gramaticales o incoherencias

La Secretaría de Educación manda un manual con correcciones para los maestros

Tulum no está en Yucatán, sino en Quintana Roo. Precaución se escribe con c y no hay ningún escritor famoso llamado Jakuri Muramaki (se llama Haruki Murakami). Millones de libros distribuidos por todos los rincones de México contienen hasta 117 errores, faltas de ortografía o incoherencias, según ha reconocido la Secretaría de Educación Pública (SEP). El diario mexicano La Razón ha localizado 88, algunas de ellas mencionadas antes.

“Hace unas semanas advertimos que los libros ya habían sido editados y tenían faltas ortográficas. Lo he dicho y lo reitero: es un error imperdonable”, admitió el pasado 5 de agosto el responsable de Educación, Emilio Chuayffet. “No nos correspondió a nosotros ese error”, precisó.

Este verano, cuando reconoció los fallos, el Gobierno tuvo que decidir entre retirar los volúmenes a contrarreloj o idear una solución rápida. Optaron por la segunda opción debido a la cantidad de libros gratuitos que se distribuyen hasta las aldeas más recónditas de la República: 233 millones, según la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), encargada de la imprenta y distribución. Los ejemplares defectuosos son los de primaria, de los que se distribuyen 151 millones al año.

Los maestros contarán “desde esta semana” con un documento de siete hojas de correcciones como complemento a los libros, ha asegurado Conaliteg. El stock almacenado se destinará a reciclaje y los contenidos para próximas ediciones ya están siendo corregidos.

La Secretaría de Educación ha llegado además a un acuerdo con la Academia Mexicana de la Lengua. Una comisión de académicos, junto a lexicógrafos y especialistas en gramática contratados especialmente para esta labor, revisarán “todos y cada uno” de los libros de texto, explica Jaime Labastida, director de la institución. No modificarán el contenido, aclara, a pesar de que los programas lectivos son en ocasiones “demasiado rígidos”. Eso sí, harán sugerencias a la SEP para “dar oportunidad de leer con placer” a los alumnos.

“Es un error sumamente lamentable, sin embargo ya no estaba en manos de los actuales titulares de la SEP. Los libros ya estaban hechos”, opina Consuelo Mendoza, presidenta de la Unión Nacional de Padres de Familia. “Volver a editar los libros sería inviable”, agrega.

A las familias con hijos les preocupan las numerosas huelgas de maestros. Los sindicatos de la enseñanza protagonizan una larga batalla contra la reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto, al que recriminan pretender “privatizar” la educación y endurecer la evaluación de su labor. Este lunes, alumnos de Tabasco (sureste del país), Oaxaca, Guerrero y Michoacán se volvieron a quedar sin clases por la huelga.

El informe Panorama de la Educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) revela que un profesor en México atiende muchos más alumnos por clase que los demás países miembros: 25 en preescolar frente a la media de 14.3, además de 28 en primaria y 29.9 en secundaria.

México, el tercer país de la OCDE con más jóvenes que ni estudian ni trabajan, destina el 93% de su presupuesto para educación a pagar al personal, según este informe..