Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto público en medicamentos baja 1.976 millones en un año

El copago, la desfinanciación y los precios de referencia tiran a la baja de la partida

Mato no tiene datos sobre qué parte ha sido asumida por los usuarios

La buena noticia para los consejeros del Consejo Interterritorial de Salud (la reunión del ministerio con los responsables autonómicos de salud) de hoy ha sido la reducción en 1.976 millones de lo que las Administraciones (en este caso las comunidades) han tenido que gastar en los medicamentos recetados y cofinanciados.

Los datos de junio eran especialmente relevantes porque se cumplía un año desde la entrada en vigor de una de las medidas estrella del Gobierno: el cambio de los copagos, que hizo que si bien los parados de larga duración sin prestación dejaran de pagar –como recalcó la ministra de Sanidad, Ana Mato-, obligó a los pensionistas a abonar parte de sus fármacos. Sin nombrarlos, la ministra dio especialmente las gracias al esfuerzo de esta parte de la población que hasta la reforma no pagaba nada.

La reducción no es solo del importe total. También se han reducido las recetas (un 14,7% interanual). Y el gasto medio de cada una de ellas (el -4,07%).

Hasta aquí los datos. Pero faltan las explicaciones. Mato admitió que no han estudiado qué parte de ese ahorro por parte de las comunidades (que son las que pagan) ha sido trasladado a los usuarios, que ahora abonan más. Tampoco hay un estudio sobre el impacto real de la desfinanciación de más de 400 especialidades, y de las rebajas sucesivas de precios que se producen como consecuencia de un rigor mayor en la aplicación de los precios de referencia.

Y, por supuesto, no hay forma de saber si las comunidades han aprovechado ese ahorro para reducir deuda o recortar menos en sanidad. O en qué lo han gastado.