Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pregunta a Defensa por qué veta el ingreso de los jóvenes con tatuajes

Una letra de cuatro centímetros en la muñeca impidió a una joven ser militar

El diputado socialista Luis Tudanca, portavoz adjunto en la Comisión de Defensa del Congreso, ha presentado una serie de preguntas parlamentarias al ministro Pedro Morenés para saber por qué se han cambiado los requisitos en la convocatoria de 1.500 plazas ofertadas este año para ingresar en las Fuerzas Armadas y se ha excluido a quienes tengan tatuajes “que pudieran ser visibles” vistiendo el uniforme.

“¿Han tenido en cuenta que la exclusión por un simple tatuaje puede afectar a la valoración de las Fuerzas Armadas y dejar a miles de jóvenes fuera del proceso de selección?” para ser soldado o marinero, pregunta Tudanca. El PSOE también quiere saber si Defensa piensa sancionar o expulsar a los militares que se tatúen después de ingresar en filas o incluso a quienes ya tengan estos tatuajes “porque son comunes o tradicionales en sus unidades”; en referencia a la Legión.

Tras subrayar que el veto afecta a todo tipo de tatuajes y no solo a los que contengan expresiones contrarias a la Constitución, a las Fuerzas Armadas o al decoro, el diputado alega que, “si los criterios son meramente estéticos, es evidente que no es lo mismo tener tatuada una inicial en la muñeca que un brazo en su integridad, ¿por qué no se especifica la superficie de piel que se considera aceptable a estos efectos?”

El PAÍS publicó ayer el caso de J.C., una madrileña de 25 años, graduada en Derecho, a la que se le ha advertido que no podrá ingresar en el Ejército porque tiene en su muñeca izquierda un tatuaje de 4 x 2 centímetros: un letra “e” mayúscula y girada, cruzada por una línea en diagonal.