Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amnistía Internacional pide que la niña chilena violada pueda elegir abortar

La ONG demanda al Gobierno de Piñera poner a disposición de la joven "todas las opciones"

La asociación recuerda la obligación de asegurar el apoyo necesario a las víctimas de violación

Amnistía Internacional (AI) ha defendido este viernes que el Estado chileno debe poner a disposición de la niña de 11 años embarazada tras haber sido violada por su padrastro "todas las opciones", incluido el aborto. “El Estado chileno es responsable de otorgarle todo el apoyo necesario, mientras lidia con las horrendas consecuencias físicas y psicológicas de haber sido violada, y haber quedado embarazada como resultado”, ha defendido la directora del Programa Regional para América de AI, Guadalupe Marengo.

La menor, conocida como Belén, tiene 11 años y fue violada de forma repetida por su padrastro, de 32. La niña está ahora embarazada de 15 semanas. La organización ha recordado que “Chile es uno de los pocos países en el mundo que criminaliza el aborto en todas las circunstancias”, y ha definido esta postura como una “brecha respecto al derecho internacional de los Derechos Humanos”. En Chile la interrupción voluntaria del embarazo fue prohibida hace 24 años, durante la dictadura de Pinochet. También El Salvador, Honduras, República Dominicana, Surinam y Nicaragua vetan esta práctica bajo cualquier concepto.

AI ha llamado al Gobierno de Sebastián Piñera a cumplir con sus obligaciones internacionales, ofreciendo a la joven el apoyo médico, psicológico y legal al cual tiene derecho, incluyendo las necesidades especiales que tiene al ser una niña, y “la opción de servicios seguros, accesibles y legales de aborto”, ha explicado la directora ejecutiva de AI Chile, Ana Piquer. La organización subraya en su comunicado que los expertos identifican en el embarazo riesgos específicos y consecuencias potencialmente de largo plazo para la salud física y mental de las menores.

Marengo ha pedido también al Gobierno chileno que asegure el apoyo necesario a toda la víctima de violación, quien “no debe sufrir el ser sometida a más temor y coerción mientras está intentando recuperarse de la violación'.

Más información