Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rectores piden a Wert la retirada del nuevo sistema de becas

El ministro se reúne en este momento con los responsables de los campus, que muestran en bloque su rechazo al reglamento de ayudas

Las nuevas becas van a conducir a un efecto excluyente y disuasorio tanto para el acceso como para la continuación en los estudios superiores. Quien lo piensa son los rectores –tanto de gestión pública como privada- que en estos momentos se lo están haciendo saber al ministro de Educación, José Ignacio Wert, en la Conferencia de Universidades que se celebra en Madrid y a la que han sido convocadas las universidades públicas y privadas que forman la CRUE. Liderados por su presidenta, Adelaida de la Calle, los rectores en bloque han pedido al ministro la retirada de su sistema de becas.

José Carrillo, rector de la Universidad Complutense de Madrid, ya había anunciado a la entrada de la reunión que los rectores pedirían “la retirada del reglamento” porque “la cuerda es elástica pero hay un momento que se rompe”. La presidenta de los rectores, Adelaida de la Calle, también había afirmado antes de entrar que estaban en “desacuerdo con el real decreto".

Los rectores temen una huida de las aulas por falta de recursos. De la Calle no quiere dar “datos rotundos” pero adelanta que estudios de varias universidades hablan de la pérdida de la mitad de los becados por no cumplir los requisitos académicos (la nota exigida ha subido del 5,5 al 6,5) ni económicos. “Unos hablan del 54%, otros del 48%.... Pero no se pueden hacer estimaciones, ni generalizar, porque somos universidades que estamos en distintas comunidades autónomas con diferentes tasas”, ha añadido la presidenta, que reconoce una tendencia a inscribirse en menos asignaturas para poder hacer frente a las matrículas. Estas han subido este curso hasta 540 euros –la media estaba en 1.000 euros- y el Consejo Escolar del Estado reclama que se creen becas parciales que permitan matricularse solo de parte y no estar obligado a inscribirse en muchas para optar a la ayuda.

Los rectores rechazan con toda contundencia y en bloque que las nuevas ayudas se vayan a distribuir entre los beneficiarios una beca fija reducida (un máximo de 1.500 euros para quienes tienen menos recursos), y que el resto del presupuesto se reparta entre todos ellos aplicando una fórmula que tiene en cuenta la nota media del alumno, del resto de becados, y de la capacidad económica. El mínimo de ese monto variable será al menos de 60 euros, pero la cifra definitiva se desconoce cuando se solicitan unas becas que en muchas comunidades tardan meses en fallarse (en Cataluña aún quedan algunas). Actualmente, los becarios reciben entre 500 y 2.000 euros, dependiendo de la modalidad.

Los rectores lamentan que pese a haber hecho peticiones formales para reunirse con el ministro para tratar del decreto de becas, este siempre ha hecho oídos sordos. Una queja que se una a la mayo de 2012 –en ese caso porque se negó a debatir sobre los recortes presupuestarios en el orden del día del Consejo de Universidades- que les llevó a darle plante en la reunión. En esa ocasión Wert acusó a los rectores de “no estar a la altura” de la situación pero en la reunión de hoy el clima era menos tenso porque el reglamento de becas formaba era parte del contenido del encuentro. Aseguran los rectores que se enteraron por la prensa del decreto.

Esta mañana el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empresa de Andalucía, indicó que el planteamiento del Gobierno de elevar a un 6,5 la nota para acceder a una beca en el ámbito universitario afecta al 40% de las personas que acceden a las universidades andaluzas.