Los ministros de la UE pactan bajar al 5% los peces que se tiran al mar

Las líneas de la Política Pesquera Común deben negociarse aún con el Parlamento

Selección de pescado a bordo de un barco francés.
Selección de pescado a bordo de un barco francés.s. mahe (reuters)

Los barcos vienen deshaciéndose de alrededor de un 25% de lo que pescan, porque son peces que no tienen interés económico o no cuentan con permiso para pescarlos. Ahora solo podrán tirar por la borda un 5% de las capturas por tanto, tendrán que afinar las artes de pesca y seleccionar con tino sus caladeros. Este es uno de los principales acuerdos a los que han llegado los 27 ministros de Pesca de la UE para negociar con el Parlamento las líneas de la Política Pesquera Común de los próximos diez años.

Tras dos días de reuniones en Bruselas, los ministros han acordado reducir los descartes —práctica que consiste en tirar en alta mar el pescado que no les interesa— de forma progresiva. En su proposición está permitir que se arroje un 7% de las capturas los dos primeros años de la puesta en marcha de esta política (probablemente en 2015), un 6% los dos siguientes, y un 5% después.

El Parlamento Europeo, que quería erradicar esta práctica, ha consentido después en una reducción al 3%. El Consejo y el Parlamento deben aún acercar posturas para cerrar la Política Pesquera Común, algo que se prevé difícil y corre riesgo de bloqueo.

El Consejo Europeo propone que la restricción en los descartes para los peces pelágicos, los que viven en la superficie, entre en vigor en 2015. También que no se tenga en cuenta en los casos en los que se pesca con cuotas o tamaños mínimos. El ministro Miguel Arias Cañete defiende que la reducción de los descartes puede alterar la “estabilidad relativa” en el reparto de las cuotas de pesca de la UE y obligar a paralizar parte de los 40 barcos de flota española que trabajan en aguas comunitarias. “Pescando gallo y rape en aguas de poca profundidad se encuentran a veces capturas de pequeños pelágicos como el ochavo, de muy poco valor, pero que dañan todo lo que viene a bordo por su rápido deterioro y putrefacción”, explicaba ayer el Ministerio de Medio Ambiente. España, con el 24% de la flota de la UE, se ha alineado con la postura de países más inmovilistas, como Francia, alegando que están en juego más de 41.000 puestos de trabajo. Partían de una propuesta en la que la prohibición de tirar los peces se controlaba por marea —un viaje de ida y vuelta de los barcos para pescar— y ahora los 27 proponen que ese 5% se mida en las capturas de todo un año.

A los armadores no les gusta, pero piden a la Eurocámara que no lo empeore

El acuerdo también incluye la voluntad de acabar con la sobrepesca a partir de 2015, siempre que se pueda, y no más tarde de 2020, con la voluntad de llegar a recuperar los caladeros.

La eurodiputada socialista alemana Ulrike Rodust, que lidera la negociación en la Eurocámara, reconoció las concesiones, pero echó de menos “más valentía”. Ahora los eurodiputados deben analizar el contenido de la propuesta del Consejo. “Esta reforma es demasiado importante para el medio ambiente y para los pescadores. No se puede apresurar”, dijo Rodust.

Las organizaciones conservacionistas, que han hecho de la lucha contra los descartes una de sus banderas, ven en el acuerdo un paso en la dirección adecuada, pero también reclaman más ambición. “No se han acordado fechas límite en las que las poblaciones de peces tienen que quedar restablecidas”, subraya Miquel Ortega, coordinador de Ocean 2012, una coalición de 160 organizaciones creada para transformar las pesquerías europeas.

No todo son críticas, las organizaciones se felicitan porque los Gobiernos hayan cedido condicionar la financiación europea a que los países cumplan su obligación de informar sobre la capacidad pesquera de sus flotas.

Los armadores no lo han recibido bien. El secretario general de Cepesca, Javier Garat, habló de la necesidad de “sacrificios adicionales” y “cambios en los patrones de explotación para adaptarse en poco tiempo”. Sin embargo, el sector pesquero europeo reclamó ayer al Parlamento que no empeore las propuestas acordadas por los ministros.

Pesca en cifras

J. V.

Líderes. Seis Estados miembros (España, Francia, Reino Unido, Dinamarca, Italia y los Países Bajos) realizan el 66 % de las capturas de la Unión.

Barcos. La flota pesquera se viene reduciendo en los últimos años. España representa el 24 % del arqueo total (417. 464 toneladas), seguida del Reino Unido (208.483 toneladas, 12 %), según datos de 2011.

Por artes. De las 11.785 embarcaciones de España, 9.912 utilizan artes de bajo impacto, 734 emplean arrastres y 1.139 son cerqueros.

 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50