Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hermano de Wert protesta contra el aumento de tasas universitarias

El profesor de Historia del Arte da clases en la calle contra los recortes en los campus

El hermano del ministro Wert dando clase en la calle.

Cuando su hermano fue nombrado ministro, el profesor universitario Juan Pablo Wert declaró en una entrevista que estaba contento, aunque hubiera preferido que le correspondiera otra cartera, como Fomento. Si José Ignacio Wert fuera ministro de Fomento, la clase que ha dado su hermano esta mañana en la plaza del Pilar de Ciudad Real contra los recortes en la universidad no hubiera tenido tanta repercusión mediática. La protesta, además, llega en plena ola de movilizaciones en toda España contra los recortes (más de 6.400 millones han perdido los presupuestos de enseñanza desde 2010) y contra el anteproyecto de reforma educativa que impulsa el ministro y que está previsto que apruebe el Consejo de Ministros el próximo viernes. 

Juan Pablo Wert llegó tarde a su clase en la calle. Lo primero que encontró fueron más medios de comunicación que alumnos. “No quiero desvirtuar el acto”, declaró. “He venido a dar una clase”. Y eso es lo que hizo. En sus primeras palabras sentado en un banco de la plaza, este profesor de Historia del Arte, especializado en el arte de la Transición y La Movida, fue reivindicar el ágora, la calle como aula, como ya ocurría en la antigua Grecia. Su sesión, que versaba sobre la ciudadanía y la educación, comenzó reivindicando al ciudadano como político: “La política se confunde con el sectarismo y lo que hacen los políticos, pero no es así. Aquí estamos haciendo política, y muy digna”. Wert recordó que la educación es una competencia de la sociedad en su conjunto y que su labor es la de crear ciudadanos.

 “¿Esto es una protesta o una propuesta?”, preguntó a los 10 alumnos que le rodeaban. “Yo me inclino por lo segundo, porque tenemos que buscar soluciones creativas. Esto es una plataforma de debate donde debe primar la no agresividad y la positividad”. Wert justificó la protesta del sector universitario por los recortes en las condiciones de trabajo, el aumento de las tasas que permite a menos personas acceder a estudios superiores y también por la merma de presupuestos para investigar, que “dilapida 50 años de sacrificios personales y presupuestarios”.

El docente critica la selección del profesorado: "No se elige a los mejores"

El profesor se manifestó en contra de que el principal problema de la Universidad fuera su insuficiencia financiera y criticó la forma de elegir al profesorado en las universidades, uno de los problemas más acuciantes del sector, a su parecer: “No se elige a los mejores y además se termina formando un sistema clientelar que garantiza la sumisión del profesorado, pero no su calidad”.

El hermano del ministro se lamentó también por la reforma europea de las universidades (plan Bolonia), cuyo debate “se ha generado fuera de plazo”. Pero reconoció beneficios del cambio, como el de haber disipado el complejo en la investigación que tienen los países del sur.

En un aspecto más general, indicó que el paro es el principal problema de la sociedad y que tanto empresarios como políticos de varias legislaturas no pueden quedar exentos de responsabilidad. “No creo que obraran de mala fe, por lo que hay que pensar que no saben hacerlo mejor, que se le reclama algo sobre lo que no tienen competencias”.

Anteriormente, el hermano del ministro había criticado los recortes porque confundían lo que era necesario y lo que no y porque existen "otras ideas y otros recursos para superar la actual coyuntura”. Esta mañana, bajo el cielo nublado de la capital manchega, Wert ha instado a reflexionar “donde se sustentan los recortes y de qué poder provienen”.

Tras unos 20 minutos de clase, donde ha remarcado claramente que “a más educación habrá más ciudadanía”, el profesor Wert ha dado por terminada la clase, sin el turno de preguntas de los alumnos que en principio estaba previsto. En el camino, seguido muy de cerca por las cámaras, ha firmado la petición para que no se privaticen las residencias universitarias de Ciudad Real y ha respondido un sucinto “supongo que no” a la pregunta de si su hermano estará satisfecho con su acción de protesta.

Disipada la expectación por la presencia del hermano del ministro, en la plaza del Pilar unos 60 alumnos han proseguido la jornada de protesta, que contaba con lecciones como “La enseñanza artística en el sistema educativo”, “Contabilidad” o “Burorrepresión: la sanción administrativa contra la protesta social”.

Uno de los objetivos fundamentales de la jornada de protestas es recordar la necesidad de mantener los recursos en la educación, especialmente el profesorado, en una Universidad de Castilla-La Mancha, que solo el año pasado tuvo que prescindir de 200 docentes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información