Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El British Council ya acredita 'on line'

Está ideado para pruebas de selección de personal y para conseguir el grado universitario

Alumnos y profesor en una clase de inglés en el British Council de Madrid,
Alumnos y profesor en una clase de inglés en el British Council de Madrid,

Acreditar tu nivel de inglés con un título del British Council era hasta ahora cuestión de paciencia. Hay dos convocatorias al año, el examen dura dos días y los resultados tardan en conocerse meses. Por eso está teniendo muy buena acogida el programa Aptis, una prueba de certificación on line que esta institución acaba de lanzar en España, el sexto país en el mundo. Tan sólo se necesita un ordenador y en 24 horas los correctores en Reino Unido envían los resultados. Y el precio competitivo: unos 50 euros las cuatro competencias (expresión escrita, oral, audición y gramática)

“No hace falta examinarse de las cuatro competencias. Si una empresa quiere evaluar el nivel de conversación oral de un candidato a un puesto contrata ese servicio”, explica Bernadette Maguire, asesora de exámenes y acreditación del British Council. “Este examen no sirve para una certificación de idioma internacional para, por ejemplo, entrar en una universidad de Estados Unidos. Pero sí para tener una visión general”. En plena crisis económica Maguire constata un mayor interés por el inglés. “Hablarlo se ha convertido en una necesidad, no un plus. Las empresas m9ran cada vez más al extranjero al no haber aquí trabajo y el inglés es una herramienta indispensable. Se han dado cuenta de que no vale tener un nivel B1. Con ese chapurreas y te defiendes en un viaje de placer, pero no eres capaz de negociar en Tailandia. Por eso se preocupan más, y el problema es que dentro de la empresa no suele haber nivel suficiente para evaluar a los candidatos”.

A Maguire le ha sorprendido la respuesta ante la prueba oral. “Sorprendentemente la gente prefiere hablarle al ordenador y grabar con el micrófono que cara a cara con alguien. Les da menos vergüenza”. Alumnos de filología de la Universidad de Alcalá de Henares -institución con la que el British Council tiene una relación muy estrecha- se someterán a las pruebas. "Están muy interesadas las universidades. Para obtener el grado hay que acreditar un nivel de inglés B1 o B2 y esta es una manera rápida y cómoda". En Georgia se ha comprobado así el nivel de inglés de un millar de personas aspirantes a entrar al cuerpo diplomático y en Ucrania el del personal de un ministerio.

Exámenes y titulaciones que acrediten el nivel de inglés hay muchos, pero sin duda el más conocido es el First Certificate, expedido por la Universidad de Cambridge.  Aprobarlo demuestra la  capacidad de hablar inglés socialmente y de manera eficiente. Además tiene validez permanente. Sin embargo, no bastaría para acceder a un empleo o formación fuera de España. Las universidades británicas dan la bienvenida a cualquier alumno extranjero que tenga en su poder una buena nota tanto en el International English Language Testing System (IELTS), examen de nivelación internacional, como en el Test of English as a Foreign Language (TOEFL), su equivalencia americana. Ambos deben tener dos años de vigencia. Mientras que los campus estadounidenses exigen, además de una alta nota en el TOEFL, un examen denominado GRE, similar a la selectividad española, pero enfocado a los graduados.