Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Científicos españoles piden a la UE una reforma sostenible de la política pesquera

Los eurodiputados votarán la reforma de la legislación común este miércoles

Varios grupos de investigadores les exigen que se basen en criterios científicos

Activistas increpan a un barco por no hacer pesca sostenible.
Activistas increpan a un barco por no hacer pesca sostenible.

Diecisiete entidades científicas españolas han lanzado hoy un manifiesto en el que piden a los eurodiputados que "prevalezcan las recomendaciones científicas ante los intereses políticos a corto plazo" en la reforma de la Política Pesquera Común (PPC). Los representantes de los 27 votarán el miércoles la modificación de la legislación vigente en lo que los científicos consideran "un punto de inflexión" tanto para la recuperación de las poblaciones como para la economía del sector pesquero.

Cita clave para las pesquerías europeas. El papel fundamental de la ciencia en la gestión pesquera, el documento impulsado entre otros por el Federación Española de Oceanógrafos (FEO), defiende que las pesquerías se pueden gestionar en base a un rendimiento sostenible. "Es deseable y posible si hacemos una gestión científica y basada en el principio de precaución", ha señalado a Europa Press Aurora Requena, una de las promotoras de la iniciativa. "Se trata de una oportunidad para conseguir legislar en la nueva PPC una explotación sostenible de los recursos pesqueros en base al Rendimiento Máximo Sostenible (RMS)", destaca el manifiesto.

Esta forma de negocio sostenible que defiende el grupo de científicos se basa en un modelo que busca un equilibrio de lo peces en el mar. "Esto supondría establecer para 2015 límites de pesca que permitirían a las poblaciones de peces recuperarse por encima del RMS no más tarde de 2020", explica el documento, que apunta que una gestión responsable permitiría la recuperación del ecosistema marino además del incremento de los ingresos económicos.

La carta aboga porque la reforma de la legislación común imponga cotas para acabar con la sobrepesca y evite así que se agote la mercancía. Los científicos españoles ya abrieron el debate en 2005 al advertir del riesgo de extinción de la anchoa del Cantábrico a causa de la pesca excesiva. Tras cinco años de veda impuestos por la Unión Europea, en 2010 la especie se había recuperado ligeramente, aunque "sin que su biomasa hubiera alcanzado el nivel de precaución establecido", critican los científicos, y Bruselas volvió a autorizar su captura.