Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otros cuatro pueblos de Castilla-La Mancha mantienen las urgencias

La Junta mantiene abiertos todos los puntos de atención continuada en espera de nuevas denuncias

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCLM) ha admitido las denuncias de cuatro municipios conquenses contra la decisión del Gobierno regional de suprimir 21 puntos de atención sanitaria continuada en la comunidad. Las urgencias nocturnas de los reclamantes quedan así bajo el paraguas de la medida cautelar adoptada por el tribunal por la que se suspende la orden que establecía su cierre desde el pasado 14 de enero. De momento, todos los centros médicos que se pretendían cerrar en horario de noche, permanecen abiertos. Así lo decidió la Junta en espera de que se pudieran sumar nuevas denuncias a la de Tembleque (Toledo), la que suscitó la suspensión de la orden de cierre del Gobierno regional.

Las urgencias nocturnas que les correspondían a las poblaciones de Honrubia, Mira, Montalvo y Villalba del Rey (Cuenca), seguirán abiertas aunque el Gobierno de la comunidad decidiera cerrar aquellas sobre las que no pesa la medida cautelar. Estos municipios se suman como reclamantes a Tembleque (Toledo), Durón y Adobes (Guadalajara). El auto publicado este viernes especifica que la medida cautelar en él adoptada solo afecta a los Ayuntamientos denunciantes. Por eso, los alcaldes de otros municipios afectados por la decisión del Gobierno ya han manifestado su intención de emprender el mismo camino judicial contra la medida.

Los pueblos de la sierra de Guadalajara amenazados por el cierre de los centros de salud de Hiendelaencina y Tamajón han asegurado que recurrirán en bloque ante el TSJ. Fuentes del PSOE regional afirman que al menos 13 de los 16 municipios afectados suscribirán los recursos. También tres ayuntamientos gobiernados por el PP. De este modo, dicen los socialistas, la orden aprobada por el Gobierno de Cospedal para cerrar seis servicios de urgencia en Guadalajara será recurrida en todas las Zonas Básicas de Salud (ZBS) afectadas.

En el resto de provincias, el PSOE anuncia que tiene intención de tomar medidas similares. En los municipios que estén gobernados por el PP y no vayan a recurrir la medida, otro pueblo afectado por el cierre al pertenecer a su zona básica de salud y gobernado por un edil socialista , denunciará. No parece que este extremo vaya a ser necesario, ya que varios ediles populares se han mostrado contrarios al recorte en servicios sanitarios en sus municipios desde la entrada en vigor del cierre el pasado 14 de enero, que afecta en torno a 100.000 castellano-manchegos. Así, los alcaldes de Sisante (Cuenca), Budia y Almonacid de Zorita (Guadalajara), los tres del PP han anunciado que acudirán a la justicia para frenar el cierre de las urgencias nocturnas.