Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cebrián: “Los periodistas tenemos que transformarnos para no desaparecer”

El presidente de EL PAÍS participa en unas jornadas sobre periodismo en Coimbra

Juan Luis Cebrian, presidente de EL PAÍS.
Juan Luis Cebrian, presidente de EL PAÍS.

El presidente de EL PAÍS, Juan Luis Cebrián, aseguró este jueves en un seminario sobre periodismo en la Universidad de Coimbra que los periodistas deben “transformarse para no desaparecer” en medio de la revolución que supone para la profesión la nueva era de internet. Cebrián, que clausuró el seminario con una conferencia titulada Los desafíos actuales del periodismo ante un auditorio de estudiantes de Ciencias de la Información, comenzó describiendo la sacudida empresarial, profesional y social que representan las nuevas tecnologías de la comunicación. “La prensa, como espina dorsal de la democracia, se encuentra en una crisis de supervivencia. Y no es sólo una crisis sectorial. Es una auténtica revolución, un cambio de paradigma. Equiparable a lo que supuso la invención de la imprenta. Hasta entonces, la cultura había estado recluida en los monasterios, a cargo de los monjes copistas, desde donde salía al exterior”.

El 50% de las personas se informan a través de Google News"

A juicio del presidente de EL PAÍS, es indudable que la sociedad, gracias a las redes sociales, se ha vuelto más participativa. “Y, como en toda Revolución, están los moderados, que ven toda esta participación como una conversación universal, y los radicales, que la contemplan como una asamblea soberana que no escucha otra cosa”. Y añadió: “Tendríamos que ver si en verdad las masas se han adueñado del poder o si estamos ante un espejismo”. Cebrián, a continuación invitó a desconfiar “de todos aquellos que hablan de liberación”. Y lo explicó: “Frente al sueño individualista de la libertad personal, las estadísticas: el 50% de las personas se informan a través de Google News y los jóvenes incluso superan este porcentaje”.

“Algunas de estas noticias son elegidas por algoritmos”, añadió. Tras mencionar al periodismo elaborado por los mismos ciudadanos y difundido a todo el planeta a través de las redes sociales, Cebrián concluyó con una frase que, a su juicio, altera toda la profesión periodística: “Hoy han desparecido los mediadores. Y esto afecta de lleno al futuro de los periodistas porque los periodistas son, ante todo, mediadores, mediadores entre las autoridades y los lectores”. Con todo, y abundando en la paradoja, Cebrián añadió: “Los medios son cruciales en el funcionamiento de la democracia y la política pero si no nos adaptamos, los periodistas tendremos el mismo futuro que el de los monjes copistas”.

Mi obligación es que EL PAÍS siga existiendo. Su calidad no se va a ver afectada"

El presidente de EL PAÍS aportó después un ejemplo de por dónde puede ir la profesión: “En la Columbia Journalism School se habla de periodistas especializados capaces de manejar todos los soportes. Pero lo que nadie ha encontrado aún es un modelo de negocio. De eso, aún nadie sabe nada”.

Y agregó: “A veces, se hace la pregunta: ¿Debe ser todo gratis? A mí me asalta otra pregunta a mi juicio más importante: ¿Acabará la gratuidad con la información contrastada de calidad? ¿Qué podemos hacer para que eso no ocurra?”. Y se respondió: “Deberemos hallar un ecosistema alternativo que combine lo digital y lo analógico y así dar con la manera de que lo financien los propios usuarios”.

Preguntado por uno de los estudiantes por el reciente ERE de EL PAÍS, en el que se han despedido a 129 trabajadores de una plantilla de 450, Cebrián aseguró: “EL PAÍS está en pérdidas. Y la crisis es general: diarios como Le Monde, La Repubblica o The Guardian han despedido periodistas. Lo hemos hecho para que EL PAÍS dure como mínimo diez años y no se declare en bancarrota el año que viene. Mi obligación es que EL PAÍS siga existiendo. Su calidad no se va a ver afectada. Ahora tiene 300 redactores. Cuando empezamos éramos 60. Mi preocupación es encontrar un modelo de negocio para que seamos siendo rentables e independientes”.