Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Señor Wert, escuche el clamor de la calle y cambie su política educativa

El responsable de enseñanza de CCOO, José Campos, reclama al ministro un giro "radical"

Tras el éxito de la huelga general del pasado 14 de noviembre en el sector educativo y de las manifestaciones multitudinarias, estamos en condiciones de exigirle al ministro de Educación, José Ignacio Wert, un cambio radical en la orientación de las políticas educativas del Gobierno. Nuestro sistema educativo no puede soportar tantos recortes que perjudican y están dañando seriamente a la educación de nuestro país.

Huelga y masivas manifestaciones son dos caras de la misma moneda. Ambas expresan el profundo descontento y malestar de amplísimos sectores de la sociedad hacia las políticas que está aplicando y que están causando tan graves perjuicios a la Educación en nuestro país

Por ello le pedimos que recupere el valor del diálogo social y político, huya de la prepotencia y el mesianismo y teja los más amplios consensos. Empéñese en fomentar la negociación colectiva y en respetar los acuerdos y deje de gobernar por la vía del decreto ley.

En la comunidad educativa crece el descontento y el ante los recortes en el servicio educativo y el anteproyecto de la ley educativa (LOMCE) aprobado por el Gobierno. No podemos por menos de transmitirle al ministro el profundo desacuerdo de CC OO con el método seguido por el ministerio para la presentación del borrador de la ley, puesto que no ha permitido analizar ni debatir los problemas reales de nuestro sistema educativo. Además, ni siquiera se nos ha permitido presentar las propuestas concretas y positivas del sindicato “para solucionar esos problemas”.

Igualmente tenemos que expresar al señor Wert nuestra discrepancia ante la nula participación que ha propiciado, obviando y anulando la interlocución que le mostramos desde su llegada al ministerio. A este respecto le criticamos que haya dedicado un tiempo mínimo a los diferentes órganos de participación y asesoramiento, como el Consejo Escolar del Estado, imposibilitando el debate sosegado que merece una reforma educativa de este calado, un reproche que hacemos extensivo al ámbito universitario donde también el debate sigue siendo nulo.

Como ya hemos hecho saber a la comunidad educativa y a la opinión pública, entendemos que el anteproyecto de la LOMCE plantea un conjunto de medidas que no resolverán los problemas que presenta nuestro sistema educativo. Muy al contrario, estamos convencidos de que sólo provocará importantes disfunciones y perjuicios en nuestro sistema escolar, al cambiar de raíz el actual modelo educativo sin respetar las virtualidades que ha demostrado para garantizar el binomio calidad y equidad, y perjudicando especialmente al alumnado más necesitado de una educación que compense las desigualdades de origen.

También tenemos que reprochar al señor ministro de Educación que el anteproyecto de la nueva ley educativa se suma a otras medidas que consideramos rechazables y que ya han causado un grave deterioro educativo, como son las propuestas en el Real Decreto Ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo.

Por último, le recordamos que las movilizaciones y manifestaciones realizadas en los diferentes territorios con un marcado carácter social, sostenidas en el tiempo y continuas, ponen de relieve que nunca en la historia de la democracia se habían concentrado tantas organizaciones del sector público para protestar contra una política que pretende privatizar la educación.

Le pedimos que rectifique, que no haga oídos sordos al clamor de la calle y que establezca nuevamente la interlocución social con las organizaciones representativas de la enseñanza; de lo contrario las movilizaciones, las protestas estudiantiles y las manifestaciones de la comunidad educativa continuarán.

José Campos Trujillo es el secretario general de la Federación de Enseñanza de CC OO y miembro del Comité ejecutivo mundial de la Educación.