Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de Parques Nacionales asegura que no se permitirá la caza

Los ecologistas temen que la nueva ley cambie la prohibición de la actividad cinegética

“Es cierto que se prepara una nueva ley, pero el tema de la caza va a seguir como estaba”. Basilio Rada, director del organismo autónomo de parques nacionales, afirmó con estas palabras que seguirá vigente la prohibición de cazar con fines deportivos o comerciales en estas áreas protegidas, que suponen el 0,69% del territorio nacional. “Se seguirá haciendo lo que hasta ahora: control de poblaciones”, añadió durante el debate ¿Cazar en Parques Nacionales?, organizado ayer por Ecologistas en Acción.

Las organizaciones conservacionistas contrarias a la actividad cinegética manifestaron, sin embargo, su temor a que el proyecto de ley sufra modificaciones en este punto en el momento de su aprobación. “No estoy en la cabeza de los diputados, pero sí sé lo que piensa el Gobierno”, respondió Rada, quien insistió en que no se planea permitir la caza en parques nacionales. “No puedo rebatir lo que pensáis que va a suceder, puedo decir lo que estamos trabajando”, zanjó. Las declaraciones de Rada no convencieron a los ecologistas. “Lo que dice la letra no es lo que luego comprobamos que se hace”, alegó Miguel Ángel Hernández, de Ecologistas en Acción. “Lo que vemos es que se están desclasificando otros espacios protegidos, como en Castilla-La Mancha. De ahí nuestros temores”, añadió.

Luis Fernando Villanueva, presidente de APROCA España, Federación de Propietarios Rurales, Productores de Caza y Conservadores del Medio Natural, reconoció que esperan que el Gobierno atienda finalmente su petición de que “se puedan incluir ciertas modalidades de caza en algunos parques nacionales”.

El periodista y naturista, Luis Miguel Domínguez, encendió el debate al recordar en su camiseta al lobo Marley, abatido en los Picos de Europa el pasado agosto, un ejemplar marcado previamente por los científicos para su estudio. “Los controles de población la tienen que hacer funcionarios por la responsabilidad que tienen. ¿Por qué incorporar al mundo de la caza?”, apuntó Domínguez. En este sentido, un portavoz de WWF, asistente entre el público, mostró su “preocupación” porque “la caza se cuele por la puerta de atrás”. “El control de población es caza también y no puede ser que sea ejecutado por particulares”, apuntó. Por eso, Hernández propuso que se fijara por ley “qué es control de población y qué es caza”, para evitar confusiones y que lo primero no sirva de pretexto para abrir la puerta a la actividad cinegética recreativa en los parques naturales.

Donde sí se permitirán las cacerías privadas, según reconoció Rada, es en las grandes fincas de titularidad pública, como ya se hace en Quintos de Mora (Toledo). El Ministerio de Medio Ambiente sacó el pasado mayo a licitación los recechos y monterías de la temporada 2012-2013. Hasta entonces, solo los guardas controlaban el exceso de ciervos. Las organizaciones ecologistas consideraron la medida un primer paso del departamento que dirige Miguel Arias Cañete hacia la autorización de la caza privada en los parques nacionales, que ayer desmintió Rada.

Más información