El presidente del Consejo Escolar veta un informe crítico con la reforma educativa

Sindicatos, estudiantes y padres dejan el pleno de este órgano como forma de protesta

En un ambiente cada vez más crispado —entre huelgas, manifiestos y plantes— está tramitando el ministro José Ignacio Wert su reforma educativa. El anteproyecto del ministerio se ha abordado este martes en el Consejo Escolar del Estado. Pero el debate en el pleno de este órgano de participación, donde se sientan 107 representantes de la comunidad educativa, se ha quebrado: unos 30 miembros decidieron marcharse ante la negativa de la presidencia a tramitar un informe del sindicato STES.

El presidente del Consejo Escolar, Francisco López Rupérez —nombrado por Wert—, entiende que este sindicato "ha traspasado la línea roja" en su documento, crítico con la reforma del PP. Y esa línea estaba pintada sobre el "respeto", según López Rupérez.

Más información
Las comunidades del PP presionan para apoyar a la concertada
La reforma educativa de Wert crea diferencias dentro del PP
Los expertos rechazan la reforma por “revanchista e ideológica”
Los padres empujan la protesta contra los recortes y la reforma educativa

Del pleno se han marchado los sindicatos CC OO, UGT, Intersindical Galega, STES y ELA. También, la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae), el Sindicato de Estudiantes, Ceapa y parte de la Federación Española de Municipios y Provincias. Los sindicatos y Ceapa interpretan el veto como un ataque contra la libertad de expresión.

Tras el plante, en el pleno se ha votado el informe de la ponencia del Consejo Escolar sobre el anteproyecto del ministerio. Se ha aprobado por 47 votos a favor, cinco en contra y dos abstenciones. Pero también se habían presentado siete documentos alternativos elaborados por algunos miembros. Antes de celebrarse el pleno de ayer, López Rupérez detectó problemas en dos: en el del sindicato ELA y en el de STES. Y encargó a la Abogacía del Estado un pronunciamiento.

En el caso de ELA, el sindicato retocó su informe y se ha podido ver en el pleno de este martes. Los problemas surgieron con el documento de STES, que, según la Abogacía del Estado y López Rupérez, está “motivado” y es “preciso”, dos de los requisitos necesarios para tramitarse. Pero no es respetuoso, según la interpretación del letrado y del presidente del Consejo Escolar. La Abogacía del Estado sostiene que existen expresiones que 2no reflejan la necesaria neutralidad". Por ejemplo: "El anteproyecto contiene una gran carga ideológica neoliberal conservadora" o "no se ha negociado con nadie, como tampoco se ha negociado el texto del actual anteproyecto, a no ser con las organizaciones de la derecha más reaccionaria y/o con las patronales de la enseñanza privada". "Una cosa es la crítica normal, otra cosa los elementos descalificatorios", sostiene López Rupérez. "El presidente del consejo anula la libertad de expresión", afirma STES.

Sobre la firma

Manuel Planelles

Periodista especializado en información sobre cambio climático, medio ambiente y energía. Ha cubierto las negociaciones climáticas más importantes de los últimos años. Antes trabajó en la redacción de Andalucía de EL PAÍS y ejerció como corresponsal en Córdoba. Ha colaborado en otros medios como la Cadena Ser y 20 minutos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS