Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pide aumentar la cuota de atún rojo por la mejoría del ‘stock’

El Gobierno considera que los datos científicos permiten elevar las capturas de la especie

Un atún rojo pescado en una granja del Grupo Balfegó frente a Tarragona.
Un atún rojo pescado en una granja del Grupo Balfegó frente a Tarragona.

El Gobierno español pedirá aumentar la cuota de captura de atún rojo dada mejoría en el stock. Así lo anunció el jueves en unas jornadas en L´Ametlla de Mar (Tarragona) el secretario general de Pesca del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, Carlos Domínguez, que argumentó que apuesta por “un aumento razonable" de la cuota para los próximos años.

El comité científico de la Comisión para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) acaba de preparar un informe en el que confirma la recuperación de la especie en el atlántico oriental pero pide mantener las cuotas por prudencia. El informe señala que todos los indicadores apuntan a una mejoría de la especie, aunque con grandes incertidumbres por la disparidad de datos. El documento señala que la biomasa reproductora de atún rojo (el que tiene más de cuatro años) era de 300.000 toneladas a principios de los setenta, bajó hasta las 150.000 a mitad de los 2000. Ahora, la biomasa se ha estimado entre 295.000 y 380.000 toneladas

España ha sido el primer país en adelantar que pedirá a la Comisión Europea que negocie para subir la cuota. “Si no defendemos una subida del TAC [la cuota] en las actuales circunstancias, por razones ajenas a la biología, habremos perdido nuestra credibilidad y legitimidad como gestores y científicos”, señala el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en un comunicado.

Domínguez reclamó un aumento que “garantice la viabilidad de los objetivos de recuperación, que no altere significativamente los precios de mercado y que pueda recompensar los sacrificios hechos por nuestra flota durante estos últimos años, en especial la flota artesanal”.

El atún rojo ha sido durante años campo de batalla entre ecologistas y pescadores. Los primeros llegaron a intentar vetar el comercio internacional a través de Cites, el organismo que controla el tráfico de especies amenazadas.

En 2007, tras años de sobrepesca, ICCAT estableció un plan de recuperación con mayor control que empieza a dar frutos, según admite todo el sector. Los ecologistas, sin embargo, piden mantener las cuotas actuales —12.900 toneladas en 2012 frente a 32.000 en 2007— para garantizar la mejora de la pesquería.

La reunión de ICCAT se celebrará Agadir (Marruecos) en noviembre. Allí se fijarán las cuotas de pesca de esta especie para los próximos tres años así como medidas para la mejora en los sistemas de control.

Más información